Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
ARTICULOS
 

La guerra israelí contra los olivos palestinos
Khalid Amayreh
17-03-2009

 

Las fuerzas de ocupación israelíes y los protegidos colonos judíos están haciendo la guerra a los olivares palestinos de toda Cisjordania, especialmente en las zonas contiguas a los asentamientos judíos.

“Imagine lo que es ver los árboles que usted plantó y cuidó durante toda su vida arrancados y destruidos de pronto por las insensibles paletas de un descomunal bulldozer caterpillar”, llora Abdullah al-Hurub, un anciano agricultor del pueblo de Dir Samet, cerca de la ciudad sureña de al-Khalil (Hebron).

Ha perdido cientos de olivos debido al muro de separación, una mezcla de vallas electrónicas y muros de hormigón que Israel está construyendo por toda Cisjordania.

“Uno cultiva el árbol como educa a su propio hijo”, afirma un emocionado al-Hurub.

Miles de agricultores tienen que luchar prácticamente a diario con los soldados del ejército israelí y con los colonos judíos que están llevando a cabo una campaña infatigable para destruir los olivares palestinos por toda Cisjordania.

Los olivos, algunos de ellos de cien o más años, son arrancados con maquinaria pesada y replantados en un asentamiento judío o en un kibbutz vecino.

Como otros agricultores palestinos, al-Hurub está casi indefenso para protegerse de este robo que se produce a la plena luz del día.

“Puede usted imaginar la angustia y el sufrimiento mental que padecemos al ver el trabajo de toda nuestra vida reducido a la nada en cuestión de minutos”.

Según el ministerio de Agricultura, en Cisjordania hay 10 millones olivos que cubren más del 45% de la tierra cultivable del territorio ocupado.

El ejército israelí lleva muchos años atacando los olivares palestinos. Sin embargo, en los dos últimos años se ha producido un espectacular aumento en la destrucción de los olivares. Altos cargos palestinos calculan que en los últimos años los israelíes han destruido y arrancado de raíz “cientos de miles de olivos crecidos”. La mayoría de estos árboles fueron destruidos por los bulldozers del ejército israelí para construir el muro de separación, cuyo objetivo Israel afirma que es impedir que los combatientes palestinos entren sin ser controlados en Israel.

Para construir el muro Israel se ha anexionado enormes franjas de tierra palestina. En 2004 el Tribunal Internacional de Justicia declaró ilegales los 900 kilómetros de acero y hormigón. La Asamblea General de Naciones Unidas ha pedido a Israel que lo derribe y compense a los palestinos afectados.

Guerra declarada

A causa del muro cientos de agricultores palestinos se han visto simplemente separados de sus olivares y campos de cultivo que han quedado al otro lado de aquel. Inicialmente el ejército de ocupación israelí concedió a los agricultores permisos especiales para arar y cosechar sus campos. Sin embargo, en los últimos años, los agentes de seguridad israelíes han echado a los agricultores y propietarios diciéndoles que sus propiedades estaban confiscadas. En algunos casos los guardias de seguridad decían a los frustrados agricultores que la persona responsable de conceder los permisos había muerto y que, simplemente, la tierra había sido confiscada por el gobierno.

Cuando Mohammad Shawamreh, un agricultor del pueblo de Dir al-Asal, a 22 kilómetros al este de Al-Khalil, trató de acceder a su olivar a través de una pequeña apertura en el muro, el guardia israelí le apuntó con su arma. “Dijo que si daba un paso más me dispararía. Yo le contesté que tenía permiso para entrar en mi olivar, pero no quiso escucharme”, relató Shawamreh a IOL. “Me dijo que el hombre que tramitaba los permisos había muerto y que no sabía cuándo habría un sustituto”.

Shawamreh describió la medida israelí de denegarle a él y a otros agricultores acceso a sus tierras como “un escandaloso acto de robo”. “Primero nos dijeron que era una barrera de seguridad, no una frontera; luego nos dijeron que tendríamos un acceso constante a nuestras tierras, y ahora me dicen que la tierra ha sido confiscada”, dijo enfadado. “Realmente no sé si nos las tenemos que ver con un Estado o con una banda de criminales y mentirosos”.

Cuando le pregunté que por qué no llevaba su caso a los tribunales israelíes, Shawamreh rechazó la sugerencia por “irrelevante y ridícula”. “¿Está usted bromeando? ¿De qué tribunales habla? En Israel los no-judíos en realidad no pueden soñar con recibir justicia. Además, todo el mundo sabe que en realidad en la práctica el sistema judicial israelí no es sino un visto bueno en manos del ejército israelí”.

Olivos simbólicos

Los olivos tienen una inmensa importancia tanto económica y alimenticia como simbólica para la sociedad palestina que es básicamente campesina. El aceite de oliva siempre ha sido y continúa siéndo un componente básico y sano de la alimentación de la mayoría de las familias palestinas. Además, en la cultura palestina el Olivo se considera en cierto modo “sagrado” ya que lo mencionan las Sagradas Escrituras, especialmente El Corán.

Los palestinos suelen relacionar su continua supervivencia como pueblo con el olivo, que puede vivir cientos de años. De forma similar, la extirpación y destrucción de un olivar palestino, especialmente por parte del ejército de ocupación y de los colonos judíos, es visto metafóricamente como el símbolo del desarraigo de la propia comunidad.

Colonos armados, incluyendo estudiantes de las escuelas talmúdicas, conocidos como Yishivot, suelen atacar a los cultivadores de olivos palestinos para expulsarlos de sus tierras y apropiárselas. Cuando los agricultores tratan de defender sus cosechas, los colonos los atacan con armas de fuego o llaman al ejército israelí que arresta a los palestinos por “entrar en una zona militar cerrada”.

Algunos rabinos influyentes, especialmente los pertenecientes al campo sionista-religioso, enseñan que los judíos pueden robar las cosechas de los olivos porque “esta es una tierra judía que los árabes han usurpado”.

 
Fuente: Rebelion
Traductor: Beatriz Morales Bastos
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina