Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
ARTICULOS
 
Poemas para Palestina
Juanita Conejero
26 de agosto 2016
 

PALESTINA

El odio se hace muerte.
Por los campos hambrientos de justicia
marcha la sangre con las manos crispadas
con los ojos de súplica.
Roja sangre de glóbulos amados
derramada en la tierra de todos
limpia sangre de niños y niñas
que se mezcla con las arenas del peligro.
El odio se hace muerte.
La vida se hace polvo.
Cuando la sangre despinta los paisajes
y los niños lloran
y las madres claman
los crueles asesinos del alba
provocan un mar de condenas
que hacen pedazos
sus maléficas entrañas.
La ventura será para los buenos
para los que disfrutan
la sonrisa de un niño
en las sagradas arenas
de la playa.
Solo para ellos
será el abrazo creciente de las olas.

 

LA HORA

Es el minuto del dolor supremo
cuando la fiera crece entre sus sañas
llega infeliz y humilla hasta el extremo
al no ceder ni un ápice sus mañas.

Fiera incapaz de detener el viento
que como lobo traga a sus ovejas.
Furia infeliz. En el pesar yo siento
que aunque el turbión te lleve no te alejas.

Vamos a ver si el tiempo en su bravura
deja intacta la fe de mi ternura
alejada del fuego del infierno

para que el agua matice mis clamores
y en galope de luz los cazadores
devuelvan nuestra paz a un cielo eterno.

 

LUNA ROJA

No hay una sola noticia que no espante
y retuerce las fibras y denigre.
No hay una sola noticia que no haga llorar
la médula de cada uno de los huesos
y en mazazo de odio callar la vida.
De esta manera lo absurdo se aproxima
se aleja cada vez más el buen sentido
y la aureola bruñida que anuncia el alba
se va a la sombra e impávida no vuelve.
Así andamos los mortales detonando vientos
entre lobos que ríen mientras la flor aquella
aquella flor serena que renació la víspera
ya no quiere ser flor ni noticia del día.
La natura contrae su vencida mirada.
Así andamos los mortales más mortales que vivos
y aún de esta manera la luna roja
ilumina los oscuros espacios y ardiente se aproxima.
Unamos las manos y los cuerpos.
Sembremos de frutos las arenas.
Sobre lóbregos cadáveres se alzará la vida
eterna sabiduría de su luz.

 
Notas: Juana Elvira Conejero Teijeiro (Juanita Conejero), es escritora, poetisa, profesora y promotora cultural cubana, graduada en Filosofía y Letras por la Universidad de La Habana.
Su sitio web: www.juanitaconejero.com
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina