Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
declaraciones
 
En el 3º aniversario de la ofensiva israelí sobre Gaza, Addameer reclama por los 443 detenidos de Gaza en cárceles israelíes
27-dic-2011
 

En ocasión del 3º aniversario de la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza (27-dic-2008/18-ene-2009), Addameer reitera su inequívoca condena a la política israelí que ha negado por más de 4 años a los residentes de Gaza, detenidos en cárceles israelíes, el derecho a las visitas de sus familiares.

En junio de 2007, como parte de la política dirigida a considerar la Franja de Gaza como una entidad enemiga a continuación del resultado de las elecciones legislativas palestinas de 2006 y la captura del soldado israelí Gilad Shalit el mismo año, Israel implementó la prohibición de visitas a los prisioneros provenientes de Gaza.

Además, a partir de noviembre 2009, Israel ha prohibido a estos prisioneros recibir dinero de sus familias para comprar productos de primera necesidad, requiriendo que la transferencia de dinero esté condicionada a la presencia física de un miembro de su familia en un banco israelí –cosa imposible para las familias que residen en la Franja de Gaza.

Como resultado, los 443 palestinos de Gaza actualmente detenidos en las cárceles israelíes están completamente aislados del mundo externo. No tienen información alguna sobre lo que ocurre en las vidas de sus familias, incluidas las muertes de sus familiares más próximos. Del mismo modo, sus familiares son mantenidos en la oscuridad sobre sus condiciones de detención y de salud.

El acceso de estos prisioneros a los productos de primera necesidad es también severamente limitado ya que tales suministros son generalmente adquiridos por los familiares durante las visitas o comprados por los prisioneros en la proveeduría de la prisión con el dinero girado por sus familias.

La política israelí ha sido condenada, entre otros, por organizaciones de DDHH palestinas e israelíes, por el Comité Internacional de la Cruz Roja (ICRC) y por la Misión de Investigación de la ONU sobre el conflicto de Gaza en su informe sobre la ofensiva israelí de 2008-2009.

El 9 de diciembre de 2009, sin embargo, la Suprema Corte de Justicia israelí se pronunció contra dos peticiones presentadas por organizaciones de DDHH palestinas e israelíes en 2008 para protestar contra la ilegalidad de la prohibición de las visitas familiares. La Corte sostuvo que el derecho a las visitas familiares no está en el “contexto de las necesidades humanitarias básicas de los residentes de la Franja, que Israel está obligado a facilitar”.

Addameer continúa sosteniendo que esta reglamentación es contraria al derecho internacional. Por otra parte, Addammer afirma que la prohibición absoluta de las visitas de familiares tiene por objeto a desmoralizar y castigar a las familias de los prisioneros y, por extensión, a toda la población de Gaza por la elección política de 2006 y por la captura de Gilad Shalit en junio de 2006, siendo esta política un claro caso de castigo colectivo, un crimen de guerra por el cual Israel debe hacerse responsable.

A pesar de un nuevo llamamiento de la ICRC para reestablecer las visitas de familiares en ocasión de una huelga de hambre masiva realizada por los prisioneros el 27 de septiembre para protestar contra la intensificación de las medidas punitivas, además del acuerdo de intercambio de prisioneros del 11 de octubre, que vio la liberación de Gilad Shalit y de 1027 prisioneros políticos palestinos, no se ha hecho ningún esfuerzo para cambiar esta política.

Israel y en particular el Servicio Penitenciario Israelí, debería inmediatamente permitir las visitas de familiares y las comunicaciones telefónicas a los prisioneros de Gaza, de acuerdo con sus obligaciones jurídicas. Addameer rechaza cualquier solución alternativa al restablecimiento completo de las visitas de familiares, tales como permitir a los detenidos comunicarse por videoconferencias con sus familias, tal como propuso Israel a la CICR.

Addameer, además, hace un llamado a los miembros de la comunidad internacional, en particular a los miembros de Naciones Unidas y a sus principales organismos y agencias, a condenar públicamente la prohibición de Israel a las visitas de familiares para los residentes de Gaza detenidos en cárceles israelíes, a intervenir inmediatamente ante autoridades israelíes y las presionen para que adhieran a sus obligaciones jurídicas internacionales revocando la prohibición, y hacer a Israel responsable por el persistente castigo colectivo contra la población de la Franja de Gaza.

 
Fuente:Asociación Addameer
Original:http://www.addameer.org/etemplate.php?id=427
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina