Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
ENTREVISTAS
 
Entrevista a Hazem Jamjoum, responsable de BADIL
Israel se desvela a ojos del mundo por medio de su piratería

Por: Silvia Cattori
22 de junio del 2010

La extraordinaria brutalidad del ejército al que abusivamente se califica del “más moral del mundo” ha terminado por desvelar a todos y cada uno el verdadero rostro de Israel. Ahora bien, hay que constatar que esta brutalidad nunca habría sido posible sin la complicidad de los poderes políticos y mediáticos occidentales. El responsable de BADIL, el palestino Hazem Jamjoum, de 28 años, que estaba de paso por Ginebra el día en que la marina israelí detuvo sangrientamente a la Flotilla de la Libertad, responde a las preguntas de Silvia Cattori.

Silvia Cattori: ¿Le sorprendió este lunes 31 de mayo saber que la marina israelí había atacado a la flotilla de ayuda humanitaria y disparado contra los navegantes que querían llagar a Gaza?

Hazem Jamjoum [1]: En cierto modo se esperaba el ataque contra la Flotilla de la Libertad porque el gobierno y la armada israelíes habían hecho saber claramente que no iban a autorizar a los militantes a entrar en Gaza. Me quedé muy impresionado cuando supe que habían matado y herido a muchas personas. Era de esperar que impidieran el paso de los barcos y detuvieran a los militantes, pero que utilizaran esta violencia, que dispararan con balas reales, me supuso un gran choque.

Creo que esto desvela la lógica según la cual actúan los militares israelíes en el sentido de que desde hace 62 años Israel ha demostrado que no tiene problema alguno en matar a personas [2], en cometer actos de piratería o en violar el derecho internacional. Cada vez está más claro que Israel considera que puede continuar perpetrando asesinatos, ya sea de palestinos o de no palestinos. Por lo demás, no es la primera vez que Israel asesina a no palestinos.

Es evidente que la comunidad internacional ha demostrado que no quiere tomar ninguna medida concreta para castigar a Israel o para pedirle cuentas por los crímenes que comete.

Silvia Cattori: El ataque a la flotilla en alta mar por parte de la marina israelí ha suscitado inmediatamente una oleada de reacciones sin precedentes. Reacciones mucho más masivas contra Israel que cuando se produjeron los bombardeos que dejaron en ocho minutos casi 300 muertos en Gaza el 27 de diciembre. ¿Quiere esto decir que las vidas de los palestinos no merecían la misma atención?

Hazem Jamjoum: Éste es un tema complejo. En primer lugar creo que, por desgracia, tanto los medios como Israel prestan poca atención a las vidas de los palestinos y de los árabes en general. Cuando cotidianamente se matan árabes en Iraq desde 2003 esto apenas provoca algunos comentarios en la televisión. Con Palestina es similar: Israel lleva 62 años matando palestinos y de una manera más generalizada desde la segunda Intifada sin que esto estalle. Creo que si este ataque es tan importante para los medios es porque de las 700 personas que había en estos barcos, quienes han muerto y resultado heridos eran los internacionales. Desde la carnicería de Gaza en 2008-2009 ha habido un desarrollo muy fuerte del movimiento internacional; la crítica a la política de Israel ha atravesado todos los estratos de la sociedad. La importancia dada por los medios al ataque a la flotilla pone en evidencia cuánto ha crecido el movimiento. Hay miles de personas que han dado dinero para financiar el barco.

Silvia Cattori: ¿Le ha sorprendido que Estados Unidos no haya condenado el acto de piratería de Israel y que no haya pedido que se levante el bloqueo?

Hazem Jamjoum: Realmente no. Estados Unidos nunca ha considerado a Israel responsable de este bloqueo. Ha quedado muy claro que no hará nada para levantarlo. Por eso era esta flotilla de la libertad, con el amplio apoyo del movimiento que lucha por levantarlo, quien iba a hacerlo.

Esta flotilla llevaba ayuda humanitaria, pero no era un simple acto caritativo, era una acción política, era una declaración política. El objetivo de los organizadores de la flotilla era que puesto que los gobiernos del mundo demuestran ser incapaces de hacer responsable a Israel de este bloqueo medieval (hacía 800 años que no veíamos un bloqueo como éste contra una población) la flotilla iba a hacerlo.

Éste era el objetivo de la flotilla. Es también el objetivo de la campaña de boicot, desinversión y sanciones (BDS) lanzada en 2005 por todas las organizaciones de la sociedad palestina: partidos, sindicatos, etc. Esta campaña empezó a crecer y a desarrollarse rápidamente después de la matanza de Gaza cuando las personas de todo el mundo empezaron a ver a Israel como es, un régimen de apartheid, de ocupación y de colonización. Y la extensión de este movimiento ha hecho, incluso a los medios, más sensibles a la realidad, al hecho de que Israel no es un Estado destinado a proteger a su población judía, sino un Estado que comete continuamente crímenes contra los no judíos.

Silvia Cattori: ¿Cree usted que este ataque por mar permitirá acabar con la impunidad y con la protección que Israel siempre ha gozado por parte de nuestros medios?

Hazem Jamjoum: Sí, hasta ahora los medios, las instituciones y los poderes protegían mucho a Israel, sobre todo en Europa donde las organización judías han utilizado con éxito la culpabilidad por el genocidio de la Segunda Guerra Mundial para mentir diciendo, por ejemplo, que los palestinos se habían ido porque los dirigentes árabes les habían dicho que lo hicieran. Éxito obtenido también asustando a las personas que criticaban a Israel porque esto les expondría a verse acusados de “antisemitismo”.

Ahora bien, cuando una persona ve al ejército israelí utilizar carros de combate y aviones F 16 para bombardear a poblaciones civiles que no pueden defenderse ni tienen a dónde ir porque la fronteras continúa cerrada, o cuando ve a Israel rodear a activistas internacionales, humanitarios, a diputados miembros de diferentes parlamentos, y empezar a disparar contra ellos y contra sus barcos, se hace difícil acusar de tener un comportamiento “antisemita” a quienes critican al Estado de Israel que actúa de este modo.

Lo segundo es la argumentación de las personas de confesión judía que se dan cuenta de que Israel lleva 62 años haciendo esto en nombre de los judíos, abusando del nombre de los judíos para encubrir sus crímenes. Creo que también es un fenómeno importante la cantidad cada vez mayor de judíos que dicen “ustedes no pueden seguir diciendo esto en nuestro nombre”, que se oponen al sionismo y a sus fundamentos, que se oponen a los crímenes cometidos por Israel.

Silvia Cattori: Si Israel ha podido proseguir durante 62 años su política de limpieza étnica basada en el odio y en la deshumanización, ¿acaso no es porque su propaganda siempre ha logrado dar la vuelta a las cosas: ha transformado a las víctimas palestinas de su política de apartheid en terroristas, ha presentado a sus vecinos árabes y musulmanes como inferiores, violentos y fanáticos?

Hazem Jamjoum: Pero solo Israel: si observa las películas de Hollywood que retratan a los árabes y musulmanes en general, en particular desde la llamada “guerra contra el terrorismo”, pero incluso antes, constatará que en la cultura popular este retrato es una deshumanización completamente racista. Efectivamente, desde hace 62 años Israel lo utiliza en su propio provecho. Este supuesto “mundo civilizado occidental” ve a los árabes y a los musulmanes como bárbaros salvajes, como infrahumanos. Si observa los medios israelíes, en ellos se describe a los palestinos y a los israelíes árabes como salvajes violentos, locos, irracionales. En relación a esto hay un enorme trabajo que hacer para ganar la lucha contra los estereotipos racistas, contra esta imaginería degradante respecto a los árabes y los musulmanes, y para explicar que esta barbarie no corresponde a la realidad y que la historia demuestra todo lo que las civilizaciones occidentales han tomado prestado de ellos o, como se puede ver en los museos, robado físicamente.

Silvia Cattori: Lo que hace que el contexto sea aún más difícil de entender desde fuera es que las autoridades de Ramala y sus representantes en el exilio hacen el juego al ocupante israelí. El mismo día del ataque israelí contra la flotilla, el representante palestino ante la UNESCO Elias Sambar (invitado en la cadena de televisión France 2) no ocultaba esta fractura. “Usted conoce lo que pienso de Hamás”, le decía a Daniel Shek, embajador de Israel en Francia, que no tenía palabras lo bastante duras para incriminar a Hamás. ¿Cómo entender esta complacencia ante un ocupante colonial que martiriza tan cruelmente a Palestina y semejante desprecio por parte de un diplomático palestino por la autoridad de Hamás surgida de las urnas?

Hazem Jamjoum: Esta dirección palestina ha puesto toda su estrategia en un cesto equivocado, a saber, la idea de que hablando con Israel y convenciendo a la comunidad internacional, podrá aportar la prueba de que de un modo u otro la negociación podrá concluir en dar sus derechos a los palestinos. En el curso de los últimos 13 a 14 años, ha quedado perfectamente (y criminalmente) claro que las negociaciones beneficiaban únicamente a Israel el cual las utiliza como método para robar las tierras remitiendo siempre para más adelante la llamada “solución” y utilizando este tiempo para continuar consolidando su régimen de apartheid, su robo de la tierra palestina y la construcción de sus colonias.

La demonización de Hamás va a la par de la demonización general de los grupos políticos islamistas e igualmente de la preparación de la guerra contra Irán, ya que se describe a Hamás como un grupo que forma parte del campo iraní. Es necesario que esto quede claro: Hamás es también la elección popular, elegido democráticamente en 2006 y nosotros consideramos que este voto es un voto de rechazo de las negociaciones. Cuando en 2006 los palestinos votaron a favor de Hamás dijeron a Fatah que no aceptarían las negociaciones porque éstas han demostrado ser un fracaso. El hecho de que estos dirigentes de Ramala continúen las “discusiones de proximidad” y las negociaciones no es sino una prueba de que su estrategia ha fracasado.

Silvia Cattori: Parece que el presidente Mahmoud Abbas no ha apelado verdaderamente a acabar con el bloqueo, ¿es cierto?

Hazem Jamjoum: No lo sé. No lo recuerdo. En un momento dado criticaron el bloqueo, pero no sé si han tratado de manera constante y sistemática de trabajar a través de las Naciones Unidas y a través de sus contactos internacionales para romper el bloqueo a Gaza.

Está muy claro que los dirigentes de Ramala tomaron postura muy claramente contra Hamás y que lo veían como algo que rompe su monopolio político y como una amenaza. Siguen la misma línea que Israel respecto a Hamás y esto es extremadamente lamentable, en particular cuando a veces aprovechan la ocasión para hablar de reconciliación con Hamás y al mismo tiempo se oponen totalmente a éste y lo demonizan.

Creo que ambos partidos, tanto la dirección de Fatah como la de Hamás, deben volver a las demandas fundamentales de los palestinos. Deben romper relaciones con el régimen de apartheid y reivindicar los derechos fundamentales de los palestinos (el derecho al retorno de los refugiados y la plena igualdad para los ciudadanos palestinos de Israel) que se han dejado completamente de lado en la agenda de los dirigentes palestinos, a pesar de que los refugiados representan a la mayoría de los palestinos en el mundo: hay unos 6.400.000 refugiados palestinos dispersos por el mundo y aproximadamente millón y medio que son ciudadanos de Israel. Ambas direcciones [la de Fatah y la de Hamás, ndt] los han dejad de lado.

Silvia Cattori: ¿Le ha sorprendido la negativa de Estados Unidos a condenar a Israel en el Consejo de Seguridad y a exigir el final del bloqueo israelí?

Hazem Jamjoum: No, no me sorprende. Estados Unidos es muy claro: Israel es el principal aliado estratégico de Estados Unidos en la región. Considera a Israel una extensión de Estados Unidos en Oriente Medio, así es como el gobierno de Estados Unidos ve a Israel desde la década de 1970. Creo que los politicos estadounidenses creen en esta política, a pesar del hacho de que el interés que representa Israel para Estados Unidos sea extremadamente discutible. Los militares estadounidenses (muy recientemente el general Petraeus) han dicho muy claramente que Estados Unidos pierde vidas a causa de su apoyo a Israel. Este reconocimiento es muy exacto. Tenían razón quienes desde 1948 afirmaba en el seno del Departamento de Estado estadounidenses que el apoyo a Israel es contrario de hecho a los intereses económicos y estratégicos de Estados Unidos.

Silvia Cattori: ¿Esto no cambiará?

Hazem Jamjoum: Creo que cambiará, que debe cambiar visto al aumento en Estados Unidos del movimiento que llama al boicot, la desinversión y las sanciones (BDS) contra Israel, y el apoyo al BDS del Partido Verde [estadounidense] que es el tercer partido, el apoyo de cada vez más políticos, en particular de quienes visitaron Gaza tras la matanza y de quienes tienen el valor de decir su opinión. Pero los políticos no pueden simplemente oponerse a Israel porque esto acarrea consecuencias; esto pide que el movimiento social en Estados Unidos se haga más fuerte y creo que se están desarrollando estos movimientos que son críticos con Israel y que piden el final de la política de apartheid. Soy prudentemente optimista. Todo esto exige más trabajo.

No se trata sólo del apoyo de Estados Unidos. Europa es el principal importador de productos israelíes en el mundo, mientras que las relaciones entre Estados Unidos e Israel se basan sobre todo en las finanzas y en las inversiones. Por eso es tan importante la campaña de BDS. Como mercado de productos, Europa es el principal mercado. Después del mercado interno entre Israel y Palestina, el mayor mercado es la Unión Europa: ésta tienen un acuerdo de libre comercio con Israel y los intercambios culturales son muy importantes. Todo ello representa un reto.

 

Notas:

[1] Especialista en relaciones internacionales y en estudios relativos a la paz y los conflictos, Hazem Jamjoum es uno de los miembros fundadores de la Coalición contra el Apartheid Israelí , del Grupo Sumoud de Solidaridad con los Presos Políticos, y de la Semana del Apartheid Israelí. Refugiado de tercera generación, es jefe de redacción y responsable de comunicación del Centro de Recursos Badil para los Derechos de los Refugiados y de Residencia Palestinos (Badil Resource Center for Palestinian Residency & Refugee Rights) de Belén, Palestina, una de las organizaciones que en 2005 participaron en el lanzamiento del llamamiento al boicot, la desinversión y las sanciones contra Israel (BDS).

[2] Véase una conferencia (en inglés) de Hazem Jamjoum: http://www.youtube.com/watch?v=mXlhnvqw1AY

Léase el artículo de Hazem Jamjoum, “Israel y el crimen de apartheid”, (original en inglés, “Not an analogy Israel and the crime of apartheid”, The Electronic Intifada, 3 de abril 2009).

 
Fuente: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=107375
Traductor: Beatriz Morales Bastos (07.06.2010)
Original: http://www.silviacattori.net/article1253.html
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina