Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
 
 
 
 
OCUPACION
 

Al-Araqib: Como toda Palestina
Dr. Salman Abu Sitta  / 15-may-2012, en el aniversario n°64 de la nakba



Al-Araqib, antes de las demoliciones

El 23 de abril 2012, Al-Araqib, una de las aldeas palestinas en el Naqab (sur de Palestina ocupada en 1948) no reconocidas por las autoridades de la ocupación israelí, fue demolida por trigésima séptima vez desde julio 2010. Y el 7 de mayo 2012, volvió a ser demolida por trigésima octava vez...
La nakba aún está en curso, y Al-Araqib es, como toda Palestina, testigo viviente del plan de limpieza étnica que el sionismo diseñó y continúa perpetrando desde hace más de 60 años.



En los últimos meses, hemos escuchado noticias acerca de la destrucción de la aldea de Al-Araqib en el distrito de Beer Sheba [Bir As-Sabaa] en el Naqab [Negev], por cientos de patrulleros israelíes y sus armas de destrucción. La monstruosidad de la destrucción y la arrogancia del invasor sionista, es probablemente lo que llevó esta noticia a las primeras páginas, aunque el proceso de destrucción y expulsión de los palestinos originarios de Beer Sheba ha sido constante durante las últimas décadas.

Esta noticia coincidió con la publicación del caso, en la prensa israelí, de la demanda presentada por Nuri Al-Uqbi (68 años de edad), presidente de la Asociación para la Protección de los Derechos de los Beduinos en Beer Sheba, ante el tribunal de Beer Sheba, para recuperar su tierra que fue saqueada por el invasor sionista.

Este caso, sin embargo no ha llamado la atención adecuada de los funcionarios palestinos y árabes, a pesar de que las tierras confiscadas por Israel en el distrito de Beer Sheba supera la superficie de toda Cisjordania, y a pesar de que la expulsión de personas de sus hogares y la destrucción de los mismos, junto con el asesinato de su ganado y la fumigación de sus cultivos con pesticidas mortales, significa que la Nakba de 1948 todavía está presente y es implementada en Beer Sheba para testimoniarlo, hasta el día de hoy.

El pretexto presentado por Israel a los tribunales es extremadamente racista. Afirma que estas tierras no tienen dueño, y son por lo tanto un deshabitado y yermo terreno baldío ("tierra mewat") [mewat, es la tierra considerada muerta, no cultivada, vacía, según la ley otomana], y que allí posiblemente pudo haber habido unos pastores que venían de Arabia Saudita a pastar sus ovejas y se retiraban.

El concepto de la tierra como páramo carente de propietario (también conocida como "terra nullius" - "tierra de nadie") es un principio colonial de larga data que fue implementado por los ingleses en América del Norte, Australia y varias partes de África. Este principio está desacreditado y ha sido retirado de circulación después de dos a tres siglos de colonialismo, en un reconocimiento tímido de los delitos de Occidente en esas regiones.

La insolencia de la organización sionista llegó a tal punto que en la Conferencia de Paz de París de 1919, presentó un mapa de Palestina - para justificar la aprobación de la Declaración Balfour - al que añadió líneas señalando en el mapa áreas con el texto "tierras usadas por nómades para pastoreo", eliminando así aproximadamente 1000 ciudades y pueblos palestinos, la mayoría de los cuales tenían dos mil años de antigüedad o más. Sin embargo, esta falsificación dio sus frutos, cuando la Liga de Naciones acordó otorgar un mandato sobre Palestina a Gran Bretaña, incluyendo la Declaración de Balfour.

Entonces, ¿es la tierra de Palestina un despoblado baldío sin dueño? ¿Puede Israel considerar cualquier pedazo de tierra en Palestina, como un estéril páramo (mewat) si no hay título de propiedad o registro para este pedazo de tierra en el Departamento de Tierras? En otras palabras, ¿se aplica la norma israelí según la cual toda la tierra es un baldío, salvo que esté definitivamente probada la  posesión y  registrada? Israel ha aplicado esta norma, no sólo en las tierras de Beer Sheba, que Gran Bretaña no registró debido a su salida apresurada, sin implementar sus responsabilidades en Palestina, sino también en muchas tierras en la región de Galilea y la zona conocida como El Triángulo en tierras que se extienden entre los pueblos ubicados en terrenos pedregosos y las tierras de Al-Hima. Y todavía aplica esta norma ampliamente en toda Cisjordania Ocupada que considera tierras del estado [israelí] implantando asentamientos en ella.

Si estuviéramos en Palestina antes de la Declaración Balfour, o en Jordania, Siria o el Líbano, no necesitaríamos pruebas de que la tierra es tierra árabe perteneciente a sus habitantes, porque la han usado por larguísimo tiempo y por derecho consuetudinario, ya sea que se haya registrado o no, ya sea de propiedad individual o colectiva de toda la aldea.

Sin embargo, en Palestina, se nos exige recurrir a la ley y la historia para demostrar este derecho evidente de la propiedad de nuestra tierra, negado por quienes con avidez desean apropiarse de ella (1)

Entonces ¿cuáles son los aspectos que intervienen en el derecho de los palestinos a su tierra, y en particular las tierras que Gran Bretaña no registró en el Departamento de Tierras?

1.1 Era Otomana

En la ley islámica, la tierra es propiedad de la nación para beneficiarse de ella. Aunque la posesión pertenece a la nación en conjunto, su guardián es el califa o sultán. Por lo tanto, la propiedad es simbólicamente del califa o sultán, pero la disposición y el beneficio es para las personas. Así que si estas personas cultivan la tierra y se benefician de ella, pagan su alquiler o impuestos. En realidad, no era necesario el registro de la tierra, a menos que hubiera un caso de compra-venta o herencia. En tal caso los bienes inmuebles deben ser identificados, esto normalmente se hace de una manera descriptiva, a través de la determinación de las fronteras con un vecino o un punto de referencia.

Después de algunos años de soberanía otomana sobre el Levante y Egipto, el estado impuso impuestos sobre las tierras. Tenemos un documento poco común llamado "Dafteri-Mufassel" (2), que es un libro fiscal otomano, para el registro de la recaudación de impuestos, que data de 1569. En este libro, nos encontramos con que las tierras que Israel afirma en el tribunal de Beer Sheba que son salvajes, sin dueño, en realidad son cultivadas por sus habitantes que pagan impuestos por ellas. Mencionemos por ejemplo Khirbet Al-Jeethni, que era la tierra de Bani Uqba durante el mandato, y estaba habitada en el siglo XVI por 43 familias que pagaron un impuesto por cultivo de trigo de 6.250 ocgas (un 'ocga' era una moneda otomana de plata), un impuesto por cultivo de cebada de 2.940 ocgas y un impuesto sobre los cultivos de verano de 2.184 ocgas.

En 1858, se emitió la Ley Otomana de Tierras que clasificó las tierras y determinó los derechos sobre ella, como parte de un movimiento de modernización introducida por el gobierno otomano en el siglo XIX. Lo importante para nosotros en este campo es el material [documentos, datos] utilizado por Israel para robar las tierras palestinas, tal es el artículo 103, que describe la tierra "mewat" de la siguiente manera:

"Terrenos deshabitados, como zonas montañosas, tierra fosilizada y pastizales, que no están a disposición de alguien mediante título ni asignadas ab Antiquo para uso de los habitantes de ciudades o pueblos y alejadas de ciudades y pueblos de tal manera que un grito fuerte y claro de alguien no podría ser escuchado desde el perímetro de las viviendas. Esto se define como tierra mewat".

Expertos en tierras han estimado que la tierra baldía (mewat) no poblada por nadie está a una distancia de no menos de 2,5 km de cualquier área habitada, o una distancia que se recorre a caballo en 45 minutos.

La Ley Otomana de Tierras establece que todo aquel que cultiva estos baldíos después de obtener una licencia, es decir arar y plantar en ella, tendrá derecho a registrar la tierra bajo su nombre en el título de propiedad sin tener que pagar nada. Sin embargo, si la persona cultiva la tierra sin obtener una licencia, entonces la persona tiene derecho a registrar las tierras a su nombre mediante el pago de un "precio equivalente" (badal mithl). Si alguien obtiene una licencia para cultivar la tierra, y no hizo nada para mejorarla por un período de 3 años sin motivo  aceptable, esa tierra es retirada de dicha persona.

La razón detrás de esto es clara, el Estado fomenta el cultivo de los baldíos en beneficio de los medios de vida de las personas y el incremento de la recaudación de la tesorería.

Está claro, desde los libros fiscales otomanos, que las tierras de Beer Sheba no se consideraron "mewat". Todas estas tierras fueron cultivadas, sobre todo estas tierras que gozan de lluvias de 100 mm por año, lo cual era suficiente para el cultivo de cebada, o de lluvias de 200 mm por año, que bastaba para el cultivo de trigo. Esta amplia zona fue poblada en un 95% por los habitantes de Beer Sheba. Sus fronteras norte y este son las aldeas costeras de Gaza, mientras que su frontera sur es una línea latitudinal que conecta Al Awja Al-hafir y el Mar Muerto.

Dado que las autoridades otomanas deseaban afirmar el derecho de los habitantes sobre sus tierras, además de la propiedad de las mismas, sobre la base de la convención y la tradición (derecho consuetudinario), las autoridades enviaron una misión militar el 4 de mayo de 1891 para identificar las tierras de "Al-urban" (es decir, los árabes). La misión fue militar porque Jerusalén y el sur de Palestina estaban directamente subordinados al Ministerio del Interior, en Estambul.

Lo que sigue fue señalado en el informe de la misión militar (3):

"La misión ha estudiado las tierras de Beer Sheba con la asistencia de cinco notables para delimitar las tierras de cada tribu con el conocimiento de los funcionarios de la Mutasarifiyyat (es decir, la provincia) de Jerusalén. 5 millones de dunum [1 dunum=1000m2] fueron demarcados  -además de los más de 10 millones de dunum de tierras en el distrito- e identificados los nombres de sus antiguos titulares, después de obtener la aprobación al respecto de la Comisión Militar Especial y los sheikhs."

El reconocimiento de la propiedad de la tierra en Beer Sheba permaneció según la tradición y la costumbre de manera organizada hasta la ocupación de Palestina por Allenby. Encontramos pruebas de esto en el archivo del Tribunal Religioso (Sharia) de Jerusalén durante los años 1906-1908. Los ejemplos incluyen varios poderes notariales expedidos por el tribunal para el abogado Salim Bin Issa Al-Batarseh como representante del sheikh Ismail Abu Mahfouz solicitando la propiedad de la tierra en Khirbet Abu Sedr contra la demanda presentada por el sheikh Hamad Al-Soufi, y del mismo modo, el sheikh Ismail pidió la propiedad de la tierra en Khirbet Mleih. Estas tierras se encuentran en el distrito de Beer Sheba, y los litigantes son habitantes del distrito.




1.2 Era del Mandato

Herbert Samuel, que fue nombrado primer Alto Comisionado Británico, jugó el rol de tutela británica para el mandato sobre Palestina, pero en realidad era un oficial sionista para entregar Palestina a los judíos. Durante su mandato (1920-1925), fue creada la base jurídica para la construcción del Estado de Israel, mediante la consideración del hebreo como lengua oficial y el reconocimiento de una representación parlamentaria independiente de judíos (la Agencia Judía), junto con un sistema educativo independiente, un sistema bancario especialmente para ellos, el núcleo de los ministerios de obras, energía y agua, y el núcleo del ejército Haganá. Entre las acciones más peligrosas llevadas a cabo por Samuel está la promulgación de más de un centenar de leyes, la mayoría de las cuales fueron hechas para facilitar la transferencia de tierras a los judíos.

La más grave de estas leyes violó el artículo 103 de la Ley Otomana de Tierras. Esta ley fomentaba el cultivo de las tierras y ofrecía incentivos para hacerlo, mientras que Samuel emitió una ley criminalizando a cualquiera que trabajara la tierra mewat.

Al mismo tiempo, Samuel jugó el rol de sultán y se adjudicó el puesto de líder de la nación islámica controlando su tierra, no para el beneficio de esta nación, sino más bien para satisfacer el interés de los inmigrantes sionistas. En consecuencia, emitió la Ordenanza de Tierra mewat de 1921, que estipula que cualquier persona que trabaja la tierra mewat no tendrá su propiedad registrada a su nombre, sino que será castigado por ello como un intruso en esta tierra. En cuanto a los que ya habían cultivado la tierra desde hacía mucho tiempo, a estas personas se les exigió registrar la tierra -dentro del plazo de dos meses después de la emisión de la Ordenanza- en el Departamento de Tierras y solicitar un título de propiedad para demostrar que son propietarios de la misma. Esto significa que era necesario dicho registro antes del 18 de abril de 1921.

Puesto que nadie sabía que sus tierras, en las que vivían desde hacía cientos de años, tenían que ser registradas ante el gobierno del Mandato en un muy corto plazo y a riesgo de perderlas en caso de no hacerlo, y puesto que los que sabían no se preocuparon por las instrucciones de este gobierno extranjero, nadie registró sus tierras de acuerdo a esta ley.

Sin embargo, lo que agravó la situación iniciada por Samuel y su sionista secretario jurídico Norman Bentwich fue que Winston Churchill, Secretario de Estado para las Colonias, visitó Palestina y se reunió con los sheikhs de Beer Sheba, y les dijo que Gran Bretaña reconoce sus derechos y costumbres y les animó a registrar sus tierras sin costos.

En realidad, durante todo el período del Mandato, Gran Bretaña no aplicó la ordenanza de Samuel en la que se modifica el artículo 103 de la ley otomana, y la tierra no fue retirada de sus propietarios según este código.

1.3 Era de Israel

Las prácticas de Israel para apoderarse de tierras palestinas, y en particular en el distrito de Beer Sheba, se puede resumir en el caso de Al-Araqib, cuyas casas Israel ha demolido por sexta vez a mediados de septiembre 2010 [desde julio 2010]. Sus habitantes habían reconstruido sus casas cinco veces antes de eso. El caso de Al-Araqib está representado en la demanda de Nuri Al-Uqbi contra el Estado de Israel exigiendo la recuperación de su tierra.

Antes de entrar en los detalles de este caso, vale la pena señalar que el sionismo interpretó la Declaración Balfour como una entrega de Palestina a los judíos. Por lo tanto, Weizmann se acercó al gobierno británico en 1918, mientras que Allenby estaba peleando contra los turcos para ocupar lo que quedaba del Levante, exigiendo que Gran Bretaña lleve a cabo un estudio completo de las tierras en Palestina y verifique la existencia de irrefutables documentos legales de propiedad "de cada dunum en Palestina". Dado que en la gran mayoría de los casos la propiedad y el cultivo de las tierras se realizaba de acuerdo a la costumbre, la tradición y la herencia de una generación a otra, esto significaba que el Gobierno del Mandato podría clasificar como mewat la mayoría de las tierras, y por lo tanto el gobierno podría adquirirlas y entregarlas a los judíos, con el propósito de "asentamiento exclusivo" estipulado en el artículo 6 del documento del Mandato.

Efectivamente, después de un mes de llegar a Palestina, Herbert Samuel formó la "Comisión de Tierras" para examinar las tierras. Su presidente era inglés y su nombre Abramson. Uno de sus miembros fue Faidi Al-Alami. Que era propietario de tierras árabes y también miembro del Consejo de Al-Mabuthan (Al-Mabuthan era básicamente el Parlamento otomano, Al-Alami fue el representante designado para su región). El miembro judío de la comisión era Haim Kalvarisky, jefe de una compañía de colonización sionista, autor intelectual de la comisión y el verdadero autor de su informe (ya que Faidi Al-Alami no entendía inglés).

El Informe de la Comisión de Tierras se emitió en mayo de 1921 (4). El informe indicó que el 60% de Palestina era tierra mewat, lo que significa que no tenía dueño, a pesar de que Samuel había informado a Londres que la Comisión no podía estimar con precisión la superficie de tierra mewat. La Comisión cometió numerosos errores, incluyendo la estimación de la tierra de Palestina en  22.000 km2, y que sólo el 20% de Palestina estaba cultivado.

En su informe, la comisión también recomienda que los propietarios vendan sus tierras, estableciendo un área determinada para el cultivo y vendiendo el resto, porque "el campesino es activo y buen granjero" y puede mantenerse cultivando un pequeño pedazo de tierra.

En base a la insistencia de Weizmann sobre una inspección exhaustiva de las tierras de Palestina, Gran Bretaña convocó al (inglés) presidente del Departamento de Inspección Egipcio, que formó el "Departamento de Inspección de Palestina". Esta inspección permitió la creación de mapas topográficos y al mismo tiempo, dividió la tierra en manzanas y estas manzanas en parcelas, determinando los propietarios de las mismas. El equipo de inspección estuvo acompañado por funcionarios del Departamento de Tierras para resolver los conflictos de propiedad en el lugar. Este sistema comenzó en 1928, de acuerdo a la ley promulgada ese año.

La principal preocupación del Departamento de Inspección fue la afirmación de la existencia (aunque poca) de propiedad judía de tierras y sus alrededores, a fin de permitir a los judíos ampliar su dominio cuando sea necesario. Cuando los británicos abandonaron Palestina, el Departamento de Inspección no había  completado [el relevamiento] más que del 20% de la superficie de Palestina (5.243.042 dunum) en lo que respecta al ­establecimiento de la propiedad, o lo que fue llamado "asentamiento de tierras".

Cabe destacar que la quinta parte de Palestina que fue inspeccionada se encuentra en su totalidad en las regiones donde había concentración de judíos, a lo largo de la planicie costera y la zona conocida como Marj Ibn Amer, junto con el área al oeste del río Jordán, cerca de Tiberíades y Al-Hula. Estas son las regiones que fueron designadas en el Plan de Partición de 1947 al Estado judío, además de todo el sur de Palestina, que era completamente árabe.

El asentamiento de tierras, que significa el reconocimiento de su propiedad, no llegó más allá de la zona media de Galilea o del este de Palestina (Cisjordania), o la parte sur de la misma (el distrito de Beer Sheba y toda la región sur de Jerusalén). Al respecto, Israel manipula varias leyes para apoderarse de estas tierras.

Poco después de la Nakba (la "catástrofe palestina"), el 14 de marzo de 1950, Israel emitió la "Ley de Propiedad de Ausentes". Que considera "ausentes" a los habitantes de 675 ciudades, pueblos y aldeas expulsados ​​por Israel de sus hogares y a los que les impide regresar. Israel puso sus propiedades bajo custodia. A través de deliberadas maniobras y tácticas jurídicas, la mayoría de estas propiedades fueron transferidas a través de otra ley a la Autoridad de Desarrollo, cuyo objetivo declarado abiertamente no era más que beneficiarse de estas propiedades confiscadas hasta que un acuerdo de paz se alcance. Pero en realidad lo que ocurrió fue diferente. Una farsa de acuerdo se alcanzó entre Ben Gurion y el Fondo Nacional Judío (JNF) para la compra de 2.500.000 dunum de tierras de los refugiados en Beer Sheba y a lo largo de las Líneas de Armisticio y las fronteras del Líbano para que Ben Gurión pudiera declamar -cuando se enfrentó a la resolución 194 de Naciones Unidas, para el regreso de los refugiados a sus hogares- que estas propiedades estaban fuera de su control y eran propiedad de una institución de beneficencia internacional.

Una disputa tuvo lugar entre el JNF y el Estado de Israel en cuanto a quién es el beneficiario de estas tierras y quién es responsable por ellas. Se alcanzó un acuerdo en 1960 para crear la Administración de Tierras de Israel, para gestionar todas estas tierras en Israel, incluyendo las tierras palestinas y las tierras del JNF, que fueron adquiridas durante el Mandato (936.000 dunum), de manera que éstas no sean alquiladas ni explotadas ni vendidas a ninguna persona o entidad no judía, incluso si esa persona tiene la ciudadanía israelí (5).

Así, Israel se manejó a su antojo sobre todas las tierras, ya sea que estas se hubieran registrado a nombre de sus propietarios refugiados o no hubieran sido registradas durante el Mandato. En lo que respecta a esto último, Israel arbitrariamente clasificó como mewat estas tierras, y las consideró propiedad del Estado. En cuanto a los propietarios de estas tierras que se quedaron y se convirtieron en ciudadanos israelíes, fueron expulsados ​​por el estado a otros lugares. Cuando pidieron regresar a sus propiedades, fueron considerados "invasores" que están transgrediendo propiedades del Estado.

En noviembre de 1948, dos semanas después de la caída de Beer Sheba a manos de los sionistas, el gobernador militar de Beer Sheba reunió a los sheikhs que permanecieron en sus tierras dentro de Israel - que representan el restante 15% de un total de 110.000 palestinos que vivían en el distrito de Beer Sheba en 1948, (6) -y les aseguró que el gobierno de Israel preservaría sus derechos y costumbres, siempre que declaren su lealtad al gobierno, y así lo hicieron.

Sin embargo, luego de unos meses, Israel comenzó a expulsar a los habitantes de una región al norte de Beer Sheba llamada Al-Siyaj, que tenía una superficie de 900.000 dunum. Se les dijo que se trataba de un procedimiento temporal de seguridad y que volverían a sus hogares en un plazo de dos semanas a seis meses (7). Esto nunca sucedió, por supuesto.

En 1953, Israel emitió la Ley de "Adquisición de Tierras", que dio derecho a registrar la tierra, anteriormente expropiada y bajo ciertas condiciones, a nombre del Estado. Una de esas condiciones es que las tierras no estuvieran en posesión de (ocupadas por) el dueño (es decir, que no permanezca residiendo en las tierras) al 1 de abril de 1952. Dado que los propietarios fueron expulsados de sus tierras en Al-Siyaj antes de esa fecha, entonces sus dueños ya no se los consideraba con derecho a exigir sus tierras e Israel registró éstas como propiedades del Estado.

Tras el final del gobierno militar sobre los árabes en Israel en 1966, se emitieron dos leyes para completar la apropiación de las tierras de Beer Sheba. La primera fue la de "Derechos de Asentamiento", Ley de 1969, que da a Israel el derecho de registrar todas las tierras que considere mewat a nombre del Estado. La segunda es la de Adquisición de Tierras del Naqab (y del Tratado de Paz con Egipto) de 1980, ley que autoriza al gobierno a tomar tierras de una región determinada por razones militares y registrarlas a nombre del estado, y que no admite derecho de apelación.

Al final del gobierno militar, un gran número de habitantes presentaron demandas para recuperar sus tierras a las cuales Israel les prometió que podrían volver "después de unas semanas". Israel nunca resolvió definitivamente estos reclamos y trató con limitado éxito de llegar a un acuerdo con los propietarios fuera de los tribunales y sin reconocer su propiedad, ofreciéndoles una compensación de bajo monto o, como vía alternativa, una superficie más pequeña de tierra y a una mayor distancia de sus hogares.

Sin embargo, muchos insistieron en la readquisición de sus tierras. Entre estas personas estaba Nuri Al-Uqbi de Al-Araqib, que permaneció en su tierra. Cuando destruyeron su casa, la reconstruyó y la policía vino a arrestarlo. Cuando salió de la cárcel, volvió y reconstruyó su hogar, y lo destruyeron otra vez. A mediados de septiembre 2010, la aldea de Al-Araqib había sido destruida en seis ocasiones [desde julio 2010].

Por lo tanto, el caso de Nuri Al-Uqbi sigue siendo un símbolo para los habitantes de Al-Araqib, y Al-Araqib sigue siendo un símbolo para el resto de Palestina.

1.4 El caso de Nuri Al-Uqbi

El Gobierno de Israel movilizó a seis abogados y una experta de la Universidad Hebrea, profesora Ruth Kark, quien tuvo acceso a registros del gobierno y documentos de la Universidad Hebrea que Israel había robado de bibliotecas e instituciones palestinas. Del otro lado, Nuri Al-Uqbi tenía dos abogados del Centro Legal Adalah y un experto de la Universidad de Beer Sheba, el profesor Oren Yiftachel. Yiftachel realizó su investigación privada y utilizó la asistencia de especialistas en este campo: el profesor Ghazi Falah y el profesor Michael Fischbach, ambos en EE.UU., y este autor.

La demanda de Nuri se basó en el hecho de que esta era su tierra y la tierra de sus antepasados ​​desde hace mucho tiempo, y que contenía el cementerio de su clan, su pozo de agua y ruinas, y que ha pagado impuestos al gobierno de Palestina y tiene recibos que datan de antes del 22 de septiembre de 1937, y agregó que siguió pagando impuestos al gobierno de Israel en octubre de 1950.

Lo que Israel presentó a través de la experta Kark, es que todo en este estado, al igual que la mayor parte de Palestina, era terreno baldío, propiedad de nadie. "No hay palestinos o cualquier otra persona aquí. Había pastores que traían sus ovejas de Arabia Saudita, y se retiraban". La experta presentó los libros de viajeros como Musil, Thompson, Guerin, Hull y Seetzen, y citó líneas de estos libros indicando que no vieron gente o cultivos en esas tierras. Yiftachel respondió que los viajeros no vinieron a estudiar a los habitantes y la forma en que viven, sino a buscar ruinas que validen el Libro Sagrado. Añadió que no tenían ningún interés en los habitantes, y si había algún interés era fundamentalmente negativo, porque eran hostiles a la población musulmana.

Además, Yiftachel sostuvo que Kark, al citar a estos viajeros, era parcial y engañosa lo cual no es propio de una profesora universitaria. Ella cita extensamente a Thompson en su libro "La Tierra y el Libro", pero ignora tres líneas finales que cambian completamente el sentido, cuando Thompson dice: "Esta tierra ha sido cultivada durante miles de años, como lo es hoy".

En 1883, una misión geológica encabezada por Edward Hull, llegó al sur de Palestina y pasó a través de estas áreas. El informe de la misión señaló que estas regiones eran similares a las del sur de Italia y Francia, y que producen cultivos que exceden las necesidades de los habitantes por lo que eran exportados desde los puertos de Gaza y Jaffa. Kark no mencionó estos detalles y omitió los de su cita. Yiftachel monitoreó de cerca a esta experta sionista que fue bien entrenada en la falsificación. Él le recordó que ella misma escribió en los años setenta que grandes regiones en Beer Sheba están siendo cultivadas constantemente. Ella respondió que se había equivocado, y cuando estudió la cuestión más ampliamente llegó a una conclusión diferente.

Kark se basó en el académico checo de estudios sobre oriente, el profesor Alois Musil, que solía trabajar para el imperio de los Habsburgo de Austria con el fin de estudiar la situación en las provincias árabes del Estado otomano en previsión de su reparto entre los estados europeos. Ella afirma que él visitó Zuheilqa (otra región entre las tierras de Bani Uqba) y no encontró nada. En realidad, en la página que citó afirma que él conoció a Bani Uqba allí.

Además, Kark no mencionó al viajero alemán Seetzen, que llegó al inicio del siglo XIX a las tierras de Bani Uqba en Al-Araqib y encontró 70 familias viviendo allí. Así es como el caso se transformó en una discusión académica de evidencias y argumentos. Este autor debió fotocopiar las páginas de esas referencias, y mapas históricos comparativos, y los envió a diario a Yiftachel para que se beneficie de ello.

Lo que es extraño es que Kark exigió pruebas de que los palestinos vivían en esas tierras hace dos siglos, es decir, antes de la Ley Otomana de Tierras de 1858, con el fin de refutar su argumento [el de ella] de que su tierra [la de Nuri] es mewat.

Fuimos más atrás en la historia. Presentamos al experto de Nouri pasajes del libro fiscal otomano de 1596 para toda Palestina -que se ha mencionado anteriormente- y mostramos en él los nombres de las localidades de Bani Uqba. La experta del gobierno no objetó el libro, porque formaba parte de una tesis doctoral otorgada por la Universidad Alemana de Erlangen, sin embargo, ella objetó los nombres de las regiones y afirmó que no existen. Por suerte teníamos mapas de la Palestina del Mandato que tenían los mismos nombres para estas localidades. Presentamos esto a la corte con los nombres antes mencionados.

Por su parte, la experta del estado presentó mapas de la misión del Fondo de Exploración de Palestina (PEF), que realizó un estudio exhaustivo de Palestina a partir de 1871 produciendo 26 mapas y 10 volúmenes. Ella mostró que en estos mapas no había nada acerca de Al-Araqib y Zuheilqa.

Esa fue otra fabricación, porque la misión no completó la exploración del distrito de Beer Sheba, sino que se detuvo en la parte norte de la misma. Presentamos los mapas de Palestina realizados por el Mandato, que se utilizaron en el "Atlas de Palestina" que dibujamos mediante el Sistema de Información Geográfica (GIS) y los comparamos con los mapas del PEF. Esto puso en evidencia que los mapas del PEF sólo registran unas pocas referencias, mientras que el mapa de superficie de Palestina registra más del doble de puntos de referencia. El experto Yiftachel realizó también un relevamiento en el lugar, y encontró el cementerio, el pozo y otros puntos de referencia que coinciden con el mapa de Inspección de Palestina.

La experta del gobierno no prestó atención a los documentos mencionados que presentamos, que incluyó la identificación de tierras llevada a cabo por la misión militar turca en 1891 y las operaciones de compra y venta registradas bajo poderes notariales en el Tribunal Religioso (Sharia) de Jerusalén, en la primera década del siglo XX. Ella dijo -de una manera racista- que los turcos fueron negligentes en sus deberes y sus documentos no pueden ser invocados, mientras que los sionistas son más precisos y organizados.

Tras la discusión sobre la época del Mandato y la de Balfour y su calaña, la experta consideró que la ley de Samuel -que fue creada para ampliar el significado de la tierra mewat- puede ser totalmente confiable, con lo cual no reconoce el cultivo de la tierra desde largo tiempo atrás salvo de la tierra que fue registrada con el Gobierno del Mandato en el plazo de dos meses a partir de la expedición de la ley;  un procedimiento que a nadie importó.

Sin embargo, presentamos un documento que prueba que Churchill reafirmó a la delegación de los sheikhs de Beer Sheba que el Gobierno del Mandato Británico reconocía sus derechos y costumbres, al mismo tiempo que esta ley era promulgada (8) (véase la Figura 1.1).

El documento fue una sorpresa para el tribunal el cual era ampliamente favorable a la narrativa sionista, y también dejó sin aire a la experta del gobierno, la profesora de la Universidad Hebrea. Esta sorpresa dio lugar a la publicación de la noticia de la demanda en varios periódicos israelíes, bajo el título "Churchill en el Tribunal de Beer Sheba".

Después de que la experta logró volver en sí, declaró que el Gobierno del Mandato no aplicó esta promesa británica y se basó en la ley de Samuel que criminalizaba a quien trabajara tierras baldías o no hubiera registrado una tierra que había trabajado desde largo tiempo atrás.

De todos modos por nuestra parte, presentamos documentos al experto de Nuri, que demuestran que la Suprema Corte de Jerusalén -en el caso de tierras (apelación) N°89 del año 1929- se pronunció sobre un caso presentado ante ella, estableciendo que la declaración emitida por Churchill en 1921 debe ser invocada y por lo tanto es una ley activa que fue aplicada.

Presentamos un documento británico, que demostró que Ben Gurion había pedido  la explotación de vastas tierras en el distrito de Beer Sheba porque "no eran propiedad de nadie", y que el Gobierno del Mandato había respondido que "estas tierras tienen propietarios y son cultivadas desde hace largo tiempo" (9).


Figura 1.1: La declaración de Winston Churchill, Secretario de Estado para las Colonias, reconociendo los derechos y costumbres de los habitantes de Beer Sheba, 1921 (Fuente: Palestine Land Society, Londres)
Figura 1.1, traducción:
Informe Oficial
                                                                                         77
Delegación de sheikhs beduinos de Beersheba al secretario de estado para las colonias, 29 de marzo de 1921, casa de gobierno, Jerusalén.
-------------------
En la tarde del martes, el secretario de estado para las colonias recibió una delegación de los sheikhs beduinos de Beersheba, quienes transmitieron una expresión de lealtad al gobierno de su majestad y la administración británica de Palestina, así como una expresión de su rechazo del derecho del Congreso de Haifa a hablar en su nombre.
El secretario de Estado para las colonias reafirmó las garantías ya dadas a Beersheba por el alto comisionado a los shaikhs [en relación a] que los derechos especiales y las costumbres de las tribus beduinas de Beersheba no serán interferidas.


Presentamos pasajes de los informes del Comisionado del Distrito Sur (distrito de Gaza - Beer Sheba), que fueron enviados... al Alto Comisionado desde 1920 hasta 1948. Cada informe detalla temas esenciales: precipitaciones (sequía y abundancia), inicio del arado de tierras por parte de los agricultores, calidad de los cultivos o su ausencia, cantidad de impuestos recaudados, asistencia prestada por el gobierno mediante provisión de trigo y alimentación (en los años de sequía), tractores para arar la tierra, consultas agrícolas para mejorar los cultivos y lucha contra plagas como los gusanos (10). También había informes sobre casos en los que los tribunales se expedirían respecto a disputas sobre propiedad de la tierra. Había un informe que hace mención en particular al fraude judío respecto a la tierra arada que no les pertenece en Asluj en el distrito de Beer Sheba, según la Ley de Transferencia de Tierras de 1940. Cuando estos judíos fueron convocados a asistir, ellos presentaron un compromiso de no transgresión en esta tierra, posiblemente debido al miedo al castigo, o tal vez porque sabían que iban a tomar esta tierra de forma gratuita en una guerra que estaban preparando contra una población desarmada (11).

Por supuesto, ninguna persona racional puede interpretar los informes del Alto Comisionado del Distrito Sur antes mencionado -que estaba subordinado al gobierno británico el cual estaba en connivencia con el sionismo- como referidos  a un "descampado salvaje sin dueño y frecuentado sólo de vez en cuando por unos pastores que venían de Arabia Saudita y se retiraban", como afirma la experta sionista Ruth Kark.

El asunto es tan claro que resulta muy extraño -si no hubiera sido por los reclamos del sionismo- que tengamos que recurrir a probarlo, como si tuviéramos que probar que el sol sale por el este. Por lo tanto, enviamos al experto de Nuri el mapa de la Ley de Transferencia de Tierras del año 1940 (ver Figura 1.2), que identifica tres zonas: [A] tierras puramente árabes donde los judíos tienen prohibida la propiedad, [B] tierras judías donde los judíos tienen permitida la propiedad, y tierras de transferencia entre los dos siempre que se obtenga un permiso directamente del Alto Comisionado [en rosa en el mapa]. Así que la zona A tiene una superficie de 16.680 km2, y es tierra puramente árabe donde los judíos tienen prohibida la propiedad. Ésta abarca la zona de Beer Sheba y otras áreas.

Aunque Israel se apropió de todas estas tierras después de la invasión sionista de 1948 y las registró como "tierras estatales", Gran Bretaña sin embargo, no registró Beer Sheba como tierras estatales. Si Beer Sheba era una tierra salvaje, como Israel ha afirmado, Gran Bretaña la hubiera registrado como tal. En consecuencia, presentamos un mapa del Mandato al experto de Nouri (Figura 1.3) que muestra las tierras del estado (dominio estatal) [en el mapa, en rojo y verde] y, en todo el sur no hay tierras del estado excepto dunas de arena en la costa de Khan Yunis y Rafah, y una concesión de fosfatos en la esquina noreste del Mar Muerto.

Entre el concepto orientalista sionista y la realidad palestina en curso desde la antigüedad, hay paradojas que son casi cómicas de no haber sido sus consecuencias tan graves.

La experta sionista presentó una copia del expediente de la Suprema Corte de Jerusalén, que fue registrado con el N°59 de 1944, con fecha 20/5/1944. En este registro, un sheikh del clan Al-Sane (que es de la tribu Al-Tiyaha, es decir, la misma tribu que Nuri Al-Uqbi) testificó que ellos son nómades árabes, y lo hizo en un caso presentado por Fayez Al-Darwish Wahidi, de Al-Wahidat (Tarabin) árabes, quien  niega que son nómades árabes porque visten trajes y fez y viven en la ciudad. La experta sionista con entusiasmo intentó aprovechar esta declaración para demostrar que alguien del lado del demandante testifica ante el tribunal del  Mandato que eran nómadas árabes y por lo tanto no tienen existencia en esas tierras.

Cuando re examinamos estos documentos que nos fueron enviados por el experto de Nouri con el fin de aclarar el asunto, la verdad se hizo evidente, y es uno de los muchos hechos que Israel trata de ocultar a través del engaño, la falsificación y la mentira.

La verdadera historia es la siguiente: cerca del final de la época del gobierno turco, el gobierno recurrió a calmar las condiciones entre las tribus en relación con guerras locales, peleas y disputas sobre tierras y ganado. Lo hizo a través de reconciliaciones con ellos y la presentación de regalos y ciertos artículos de vestimenta, debido al temor por las amenazas británicas a sus tierras, que se convirtió en realidad por la invasión de Allenby a Palestina, junto con la ayuda de "Lawrence de Arabia", al este de Jordania. Cuando las cosas se asentaron para Gran Bretaña en ambos países, el gobierno turco continuó con este proceso y estableció reglas para "controlar la actividad de las tribus", que tendrían efecto desde Ammán en Jordania hasta Beer Sheba en Palestina y Al-Arish en el Sinaí. Todos estos lugares estaban bajo la protección británica. Estas normas se aplicaron en los años treinta del siglo pasado. En consecuencia, se establecieron tribunales para los clanes para la reconciliación entre ellos en el este de Jordania, el Sinaí y Palestina. La ley fue emitida para tal fin en 1942. Desafortunadamente para la experta sionista, esta ley se llama "Ley de Control de beduinos, 1942 (Nómade)", en inglés, entonces ella pensó que podía utilizar esto para probar su mítica afirmación confiando en la palabra "Nómade".



Figura 1.2: Mapa de la Ley de transferencia de tierras de 1940 que prohíbe a los judíos la propiedad de la tierra en la zona A, la cual incluye el distrito de Beer Sheba (Fuente: Atlas of Palestine, 1917-1966, Palestine Land Society)



Figura 1.3: Mapa del "dominio estatal" del Mandato británico de 1947 (Fuente: Atlas of Palestine, 1917-1966, Palestine Land Society)


Lo que pasó fue que alguien de Wahidat Al-Tarabin mató a alguien de otro clan, y el asesino buscó refugio en la casa de Abu Muailiq donde las mujeres se habían reunido. Así que el sheikh... emitió un fallo para que la familia Al-Wahidat salga de la zona evitando que ocurra otro delito durante lo que se conoce como un "estallido de furia" entre las personas. Su alejamiento debía mantenerse hasta que la reconciliación o algún tipo de acuerdo pueda ser alcanzado entre las partes. El Comisionado del  Distrito ratificó esta decisión para la partida de la familia. Aquí la familia del asesino se negó y desafió la decisión de la sentencia ante el Tribunal de Jerusalén. El tema presentado fue: ¿Deberá Al-Wahidat someterse a la ley de beduinos que les ordena retirarse, o no son beduinos (es decir, usan fez)? El Tribunal de Jerusalén dictaminó que no son beduinos basado en el testimonio del sheikh Al-Sane, que inocentemente, testificó que de hecho usa fez.

El asunto, que es cómico a veces, no está relacionado con la propiedad de la tierra ni el cultivo ni la vida de los habitantes de las tierras de Beer Sheba, sino más bien se relaciona con una costumbre popular que se conoce como "casos de sangre" que llevan al asesino a abandonar la región hasta que la conciliación se concrete. La experta sionista cayó presa de su ignorancia orientalista sobre el significado de 'Nómades' y lo que realmente quiere decir.

Hemos enviado al experto de Nuri esta información, junto con copias de las cartas del Comisionado del Distrito en el que explica este tema como se mencionó anteriormente. Llamamos al nieto del demandante al momento al Tribunal de Jerusalén en la Franja de Gaza, y confirmó toda la historia. Sin embargo el experto de Nuri lamentablemente no encontró la ocasión para presentar esta información. Esto fue suficiente para exponer la ignorancia de esta experta sionista o más bien su fabricación de los hechos. Esto por supuesto no es sorprendente, ya que la experta del estado emigró, ella o sus padres, desde Polonia a reclamar la tierra de Palestina.

Sin embargo, el experto de Nuri -con su investigación precisa y perseverancia constante a fin de demostrar que Nuri Al-Uqbi tiene derecho a su tierra como ciudadano israelí en igualdad de derechos con los israelíes judíos- encontró un mapa de las tierras de residencia de las tribus palestinas en el distrito de Beer Sheba (ver Figura 1.4). Estaban tan pobladas que no puede ser racionalmente aceptable afirmar que esta tierra es un baldío sin ningún tipo de dueño(s).

Lo que es notable en este mapa es que la densidad de población del distrito de Beer Sheba se corresponde con el porcentaje de las precipitaciones, ya que estos llegan a su punto máximo en el norte y oeste del distrito y luego disminuyen en otros lugares. Esto es lógico y coincide con la realidad sobre el terreno.

Al final del período del Mandato, el Gobierno del Mandato presentó un informe final sobre Palestina al Comité Anglo-Americano en 1947. El informe estableció que no había sido demostrado que el distrito de Beer Sheba era necesariamente tierra mewat, de la siguiente manera (12):

"Con frecuencia es difícil suponer que en el pasado no hubo concesión [de tierras], y por consiguiente, no es seguro suponer que todas las tierras vacías al sur de Beer Sheba o al este de Hebrón, por ejemplo, son mewat [Página 77]... Es posible que pueda haber reclamaciones de particulares, por más de 2000 km2 que no son cultivados de vez en cuando. El resto se puede considerar [tierra] mewat o miri vacía [página 82]". [Miri es la tierra del estado cuyo usufructo se otorga a la población, mediante concesiones, para que ésta se beneficie de ella, según la ley otomana. Más del 90% de la tierra arable en el imperio otomano fue considerada miri.]


Figura 1.4: Terrenos de las tribus árabes en el distrito de Beer Sheba en 1947 (Fuente: N. Levin y otros, Journal of Historical Geography, 2009)


El director del JNF tuvo un día de campo en el  tribunal de Beer Sheba. Siendo el principal beneficiario de la confiscación de tierras, el director del JNF confirmó que la tierra no tenía dueño. Omitió mencionar que, durante el mandato, el JNF no logró  comprar tierras en Beer Sheba a excepción de una pequeña porción, menos del 1% del distrito. Obviamente, esta compra se hizo y el vendedor era un palestino que era dueño de la tierra y ahora el resto de su tierra es confiscada de forma gratuita. El JNF tiene planes para dar a judíos grandes parcelas para construir ranchos de varios miles de dunum, mientras que sus propietarios palestinos son obligados a trasladarse a pueblos dormitorio y trabajar como mano de obra barata para colonos europeos y norteamericanos.

1.5 El rompecabezas de la tierra mewat

En su usurpación de las tierras de Beer Sheba, el gobierno de Israel confió totalmente en que estas son tierras "mewat" y por lo tanto pueden convertirse en "tierras estatales". Israel no mencionó que esta tierra fue usurpada por la fuerza de las armas en 1948 y ni que por la fuerza expulsó a sus habitantes convirtiéndolos en refugiados, ni que 3 años después expulsó a los habitantes que  quedaban allí hacia otra región -a pesar de que ahora eran sus ciudadanos- con la promesa de que volverían después de unas semanas. Tampoco mencionó que la mayor parte de las tierras de Al-Araqib y todas las tierras al este de ellas, incluyendo la ciudad de Beer Sheba, están fuera de las fronteras del supuesto estado judío y por lo tanto se encuentran dentro de un estado árabe de acuerdo al Plan de Partición de 1947, y por lo cual son parte de la cuarta parte de Palestina ocupada por Israel, más allá de lo que el Plan de Partición llamó a cumplir.

Investigadores israelíes, entre ellos Shamir (13) y Kedar (14), han refutado la afirmación de que Beer Sheba era tierra mewat y rebatieron la definición de "mewat", según el artículo 103 de la Ley Otomana de Tierras, que fue ampliada por los tribunales de Israel para aplicarla a la mayor superficie posible con el fin de no dar lugar a la mayoría de las demandas que reclamaban que la tierra estaba cultivada y tenía propietario. En la definición de los tribunales israelíes, los siguientes criterios imposibles fueron enumerados:

1 - No es aceptable utilizar la medida de escuchar un "grito" para determinar la distancia relativa a la tierra mewat. Esta debe ser sustituida por una medida científica moderna.

2 - La distancia desde las viviendas a la tierra mewat debe ser superior a 2,5 km.

3 - La distancia se medirá desde un pueblo o ciudad (solamente).

4 - La distancia no se medirá desde la tierra cultivada miri.

5 - La medición no se realizará desde viviendas no fijas, tales como tiendas, aunque estén habitadas y esas personas cultiven su tierra.

6 - La medición no se realizará desde edificios o puntos de referencia que estén muy alejados, tales como casas rurales, edificios alrededor de una estación de tren, una estación de policía o una aislada casa de piedra, aun cuando estos lugares estén habitados.

7 - Para probar que la tierra es propiedad de un clan, el clan tiene que probar que ha estado cultivando la tierra desde antes de 1858, fecha de promulgación de la Ley Otomana de Tierras.

8 - Para demostrar que la tierra no es mewat, debe probarse que la superficie cultivada representa más del 50% de la superficie total del terreno.

9 - Los certificados de pago de impuestos sobre la tierra no demuestran la propiedad de la tierra.

10 - Un contrato de compra de tierras de árabes por judíos anterior a 1948 y su reconocimiento en el momento en que el propietario árabe era dueño de la tierra, no significa que él es el propietario de la tierra y que vendió una parte de ella. (Esto se aplica de una manera diferente a la tribu Al-Azazmeh que vendió tierras al gobierno turco para construir la ciudad de Beer Sheba, y se aplica también al municipio de Beer Sheba que concedió 8,5 dunum de tierra a Gran Bretaña para establecer un cementerio para sus soldados en la primera guerra mundial).

11 - Pruebas fotográficas aéreas tomadas por la fuerza aérea británica en 1945 pueden ser aceptadas, con las siguientes condiciones:

A- que la tierra cultivada cubra más del 50% de la tierra por la que se reclama.

B- que la persona que reclama la propiedad de la tierra la ha cultivado durante 20 años consecutivos. Dado que las fotografías fueron tomadas por la fuerza aérea en 1945, esto significa que debe probarse que la tierra estaba cultivada hasta 1965 por lo menos. Sin embargo, los habitantes fueron expulsados de sus hogares en 1952, y por lo tanto ninguno de ellos puede demostrar que cultivaron sus tierras a partir de dichas fotografías aéreas.

12 - El requisito principal es que la carga de la prueba recae en el propietario de la tierra en sí mismo, y no en el estado. Dado que el estado posee todos los documentos actuales que robó del gobierno del Mandato y de las instituciones y habitantes palestinos en 1948, y puesto que el propietario de la tierra tiene apenas unos pocos documentos y su amplia memoria solamente, entonces la carga de la prueba sobre el propietario de la tierra significa que éste no podrá convencer a los tribunales de Israel.

Lo verdaderamente sorprendente es que, si no hubiera sido por el crimen de limpieza étnica de 1948 -es decir, la expulsión de la población aborigen- y aun cuando esas tierras han caído bajo el dominio de Israel, todo el argumento de Israel de que las tierras de Beer Sheba son mewat carece de fundamento, según unos simples hechos que se presentan a continuación.

El número de la población de Beer Sheba antes de la Nakba era de 100.000 habitantes distribuidos en 77 clanes en 88 localidades. Así que el número promedio de personas por cada clan / pueblo fue de 1250. Todas las estimaciones serias indican que ellos cultivaron una superficie de unos 3.750.000 dunum, y no menos de 2.500.000 dunum en los años de sequía. En el primer caso, la superficie de las tierras del clan es de aproximadamente 43 km2 con un radio de 3,6 km. En el segundo caso, la superficie de las tierras del clan es de 28 km2 con un radio de menos de 3,0 km, que está cerca del límite máximo determinado por el artículo 103, para especificar la distancia desde la tierra mewat a las viviendas. Como los pueblos de los clanes estaban en la parte noroeste del distrito, que tenían fuertes lluvias, luego de restar los valles y las colinas de esta zona, las distancias entre las viviendas de un clan y el clan vecino son menores aun que las determinadas por los criterios antes mencionados.

Más significativamente, si los habitantes no hubieran sido expulsados ​​de sus hogares, la población del distrito (a mediados de 2008) habría sido de 750.000, por lo que la distancia entre un clan / pueblo y el siguiente se habría convertido en 3 km (con un radio de sólo 1,5 km). Esto significa que los pueblos y clanes de Beer Sheba estarían una junto a otro desde las viviendas reconocidas en las aldeas de Gaza hacia el sur, este y oeste de la ciudad de Beer Sheba. Por lo tanto, sus tierras no pueden nunca ser "mewat".

Esto por supuesto es el objetivo detrás del desplazamiento de palestinos de sus hogares y de los cuales se afirma que sus tierras eran baldíos salvajes sin dueño.

Cabe señalar que considerar la tierra como mewat es un asunto importante no sólo en el distrito de Beer Sheba. Israel considera que muchas regiones en la zona de Galilea, tales como forestaciones, terrenos accidentados y zonas montañosas, son tierras mewat que las clasificó como tierras estatales. Esta cuestión también se aplica a Cisjordania, donde se implantaron asentamientos e Israel declara que no ha expropiado la propiedad de nadie. (Incluso según la definición de Israel, la organización B'Tselem ha finalmente demostrado que el 40% de las tierras sobre las que se construyeron asentamientos son propiedad de individuos.)



1.6 Función de la Ley

Hay dos campos relevantes de la ley, la ley israelí y el derecho internacional. En cuanto a la ley israelí, hay una posibilidad pequeña para la readquisición de los derechos según el derecho consuetudinario (ley de Murphy N°3), que dice: "De acuerdo a la ley de los ladrones, los bienes robados no pueden ser recuperados".

A pesar de los grandes esfuerzos del experto de Nuri, él siente que hay pocas esperanzas de que el tribunal sionista sentencie a favor de la devolución de las tierras a su propietario. A pesar de ello, el Centro Adalah, dentro de Palestina de 1948 [territorios palestinos ocupados en 1948] está haciendo un trabajo maravilloso en la presentación de reclamaciones y demandas ante el Tribunal Supremo de Israel, al ofrecer una interpretación diferente de la ley israelí (15). Esto significa el reconocimiento de estas leyes, pero interpretándolas en función del interés del propietario de la tierra.

Con respecto a las leyes internacionales, indudablemente prohíben la confiscación de tierras de esta manera. David Kretzmer (16) señala que las resoluciones de las Naciones Unidas, y en particular la resolución A/RES/52/62 del 10/12/1997, implica que "el sionismo ha logrado extender su soberanía a más del 78% de la superficie de Palestina, pero no ha obtenido título de propiedad de estas tierras." Esta resolución de la ONU establece:

"Se solicita al Secretario General que tome todas las medidas apropiadas, en consulta con la Comisión de Conciliación para Palestina de Naciones Unidas, para la protección de la propiedad de los árabes y sus derechos sobre bienes y propiedades en Israel, preservando y actualizando los registros existentes ... Esta resolución llama a todas las partes intervinientes a proporcionar al Secretario General toda la información pertinente en su poder sobre bienes, haberes y derechos de propiedad en Israel que le ayudarían en la aplicación de la presente resolución."

Esta resolución no se puso en práctica. Lo mismo ocurrió con la Opinión Consultiva de la Corte Internacional de Justicia emitida en julio de 2004, sobre el muro del apartheid, que incluye parte del material más importante desde la Declaración Balfour en apoyo a la causa palestina.

El trabajo de base está en curso y juega un papel muy importante hoy en día, activado por rápidos medios de comunicación como Internet y canales satelitales, que transmiten información en tiempo real para ver y escuchar. Esto es lo que sucedió en el proceso de destrucción de la aldea de Al-Araqib y el robo de sus tierras.



En conclusión:

1 - El apoyo material (primero) y el apoyo moral debe ser proporcionado al pueblo de la región de Beer Sheba, de modo que puedan retener con firmeza su tierra, reconstruir sus viviendas, acceder a medios de vida, fortalecer su capacidad para defenderse y movilizar las fuerzas de los palestinos dentro Palestina para resistir con ellos.

2 - Las asociaciones de derechos humanos y para la defensa de la justicia deben entrar en acción, y la participación en sus esfuerzos deben llevarse a cabo en todo el mundo. Esto por supuesto incluye asociaciones palestinas, árabes e islámicas.

3 - La participación en la campaña de boicot, desinversión y sanciones (BDS), que está creciendo en Occidente, debe llevarse a cabo.

4 - Debe haber participación en todos los foros de la ONU, ya sea en la Asamblea General o sus diversas comisiones, para exigir los derechos de los árabes en Palestina, de una manera realista y directa.

5 - Sería muy beneficioso enviar delegaciones de habitantes de Beer Sheba al extranjero, incluyendo hombres, mujeres y niños, para explicar su caso personalmente. Esto tendrá un profundo impacto en occidente.

6 - Asimismo, delegaciones de alto nivel pueden ser recibidas en Beer Sheba para que puedan ver de primera mano lo que las personas sufren. Esto se puede arreglar fácilmente, ya que esta visita se puede agregar a la agenda de los visitantes de Ramallah, que son muchos, y aquellos que se mantienen en solidaridad con los palestinos sobre la cuestión del muro del apartheid.

Así que la verdad es clara y el trabajo necesario es modesto. La justicia finalmente prevalecerá.

 

* Salman Abu Sitta es Fundador y Presidente de la Sociedad de la Tierra de Palestina, Londres. Este artículo se tomó de la edición actual de Majallat ad-Dirasat al-Filistiniya (N º 85, invierno 2011).
Traducido al Inglés por Rifat Audeh

Notas del Autor:

1. - See detailed report presented to the international fact-finding mission on Beer Sheba lands (http://www.plands.org/store/pdf/BS Cte Paper.pdf)

2. - W.D. Hutteroth, K. Abdulfattah, Historical Geography of Palestine, Transjordan and Southern Syria in the Late 16th Century, Erlangen: Erlanger Geographisctie Arbeiten, 1977

3. - Report of the Turkish Military Mission, Ottoman Archives, Document No. IMUS 122/5229, dated 4/5/1891

4. - Letter of appointment of Major Abramson as the Chairman of the Commission signed by N. Bentwich, Legal Secretary, August 19, 1920, and the Commission’s report dated May 31, 1921, PRO CO 733/18, 174761

5. - For more details on development of Israeli law to seize Palestinian properties see: http://www.plands.org/store/pdf/Selling Refugees Land.pdf

6. - See Salman Abu Sitta’s study “The Forgotten Half of Palestine – the District of Beer Sheba, where the Nakba is still ongoing”, Palestinian Studies magazine, Beirut, Issue # 73, Winter 2008, pages 37-50
(http://www.palestine-studies.org/ar_journals.aspx?id=9929&jid=3&href=abstract )

7. - This topic has been studied by many researchers. See: By All Means Possible: A Report on the Destruction by the State of Crops of Bedouin Citizens in the Naqab by Aerial Spraying with Chemicals. Nazareth: Arab Association of Human Rights, July 2004, website: www.arabhra.org/NaqabReport_English.pdf ; Off the Map: Land and Housing Rights Violations in Israel’s Unrecognized Bedouin Villages, Human Rights Watch March 2008, Vol. 20, No. 5 (E)

8. - Public Records Office CO 733/2/21698/folio 77, March 29, 1921; McDonnell, Law Reports of Palestine, 1920-1923, p. 458

9. - See the response to the request of the Jewish Agency: CO 733/345/11-009630 page 3, and the report of the agricultural expert Douglas Harris dated 14/1/1947, file Co 70371/61868.

10. - Fortnightly reports of Gaza District Commissioner dated December 4, 1941 and September 9, 1947 (particularly the latter) in: Jarman, R.L., Political Diaries of the Arab World: Palestine and Jordan, Reading: Archive Editions, 2001. The British Mandate government provided tractors and fodder to Palestinian farmers in addition to agricultural inspectors in order to improve their production and help them in drought years in recognition of their ownership of Beer Sheba land.
[El gobierno del Mandato británico proveyó tractores y forraje a los agricultores palestinos además de inspectores agrícolas para mejorar su producción y ayudarlos en años de sequía en reconocimiento a su propiedad de la tierra de Beer Sheba]

11. - Political Diaries of the Arab World – Palestine and Jordan, 1945-1946, Vol. 8, Archive Editions, Reading, UK, 2001, p. 228.

12. - Survey of Palestine, Vol. I, Chapter VIII, para 77, 82, pp. 256-257

13. - Ronen Shamir, “Suspended in Space: Bedouins under the Law of Israel”, Law and Society Review, Vol. 30, No. 2 (1996), pp. 231-257

14. - Alexandre (Sandy) Kedar, “The Legal Transformation of Ethnic Geography: Israel; Law and the Palestinian Landholder 1948, 1967”, International Law and Politics, Vol. 33, pp. 923-1000.

15. - http://www.adalah.org./eng/pressreleases/pr.php?file=09_06_22 ;
http://english.aljazeera.net/programmes/insidestory/2009/06/2009623142649311

16. - David Kretzmer, The Legal Status of the Arabs in Israel, Jerusalem: The Institute of Israeli-Arab Studies, 2002 (in Arabic).

Fuente: Palestine Land Society / 2011 / http://www.plands.org/articles/029.html
Traductor: Bea Esseddin / 2012
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina