Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
OCUPACION
 
Con la nueva ley en una mano y la topadora en la otra: Israel quiere revocar la residencia de palestinos en Jerusalén por falta de "lealtad"
Aseel Jundi
26 de marzo 2018

Según las fuentes del derecho, la aprobación de la Knéset israelí de un proyecto de ley que autoriza al ministro del interior israelí a revocar el permiso de residencia a cualquier palestino que viole la “lealtad” al Estado de Israel aceleraría el desplazamiento ilegal de miles de palestinos en Jerusalén Este.

La segunda y tercera lectura a favor de la ley fue votada el miércoles, el 6 de marzo, por 56 miembros de los partidos de la coalición del gobierno y una parte de la oposición. 18 votaron en contra, mientras que nueve se abstuvieron.

El artículo 2 de la ley asegura la revocación permanente de permiso de residencia a palestinos que “violan la lealtad al Estado de Israel”, de acuerdo con las siguientes clasificaciones:

- Cualquier acto de terrorismo como se define en la Ley Antiterrorista de 2016, asistencia, intento o incitación a cometer tal acto o participación activa en una organización terrorista conocida o cualquier organización a la que se aplique la definición legal de la organización terrorista, incluidos los partidos políticos bajo esas organizaciones.

- Cualquier acto considerado traición de acuerdo con los artículos (97) a (99) del Código Penal israelí de 1977 o “espionaje peligroso” según lo establecido en el artículo (113) (b) de dicha ley.

- Obtención de la ciudadanía o la residencia permanente de un país o áreas mencionadas en el anexo de la Ley de ciudadanía israelí de 1952.

Intimidación

Jamal Zahalka, el miembro de la Knéset para la Lista Árabe Unida, dice que la ley es extremadamente peligrosa, ya que se trata de un intento constante de Israel de cambiar el equilibrio demográfico en Jerusalén. Esta ley ayudará a Israel a adquirir nuevas herramientas para mantener a los palestinos fuera de Jerusalén.

Más peligroso que eso, según Zahalka, es el intento de Israel de suprimir e impedir cualquier movimiento político en Jerusalén. Esto se debe a que una de las disposiciones de la ley permite al ministro del interior revocar la residencia de los residentes de Jerusalén sin ningún procedimiento del tribunal, y todo con el pretexto de “violación de lealtad”. Señaló que la ley ya está en vigor y tiene como objetivo principal intimidar a la gente de Jerusalén e impedir cualquier acto político.

Zahalka llamó a palestinos a no dejarse intimidar por la ley porque, según él, eso sirve al Estado de Israel, cuya intención es extender el estado de pánico entre los palestinos en Jerusalén. “Debemos tratar el tema con cautela, y a pesar de la seriedad de la ley, el trabajo político en Jerusalén debe continuar y tomar una forma colectiva”.

Por otro lado, el abogado de Jerusalén, Moin Ouda ve el término “violación de lealtad” como vagamente definido y teme que puede poner a muchos en peligro de perder el derecho a vivir en Jerusalén. Se espera que la nueva ley sea más clara una vez que se implemente. Inicialmente, incluirá activistas políticos y activistas de sitios de redes sociales.

Ouda advirtió que la nueva ley se opone a la ley básica de Israel, que garantiza el derecho a la dignidad y libertad humana, el derecho a la libertad de expresión y las prácticas cotidianas. El derecho internacional considera Jerusalén Este como un territorio ocupado y sus residentes están protegidos y está categóricamente prohibido ser deportados y reubicados.

Agregó que la nueva ley cae bajo la política de desplazamiento forzado y que es ilógico vincular la lealtad al Estado ocupante con el derecho de residencia garantizado en todas las leyes internacionales. “El ocupante exige lealtad de los ocupados. Israel fue quien se sometió a Jerusalén y lo ocupó. No fue la gente de Jerusalén que le pidió que ocupe su tierra. La ecuación de lealtad es inválida”.

Señaló la necesidad de prestar atención a la parte importante de la nueva ley, que priva a la víctima cuya residencia fue revocada del derecho a presentar una petición al Tribunal Supremo israelí contra la decisión, y objetar ante los tribunales administrativos locales.

La nueva ley se promulgó después de que la Corte Suprema concedió al gobierno seis meses para legislar una ley que permita la confiscación de los documentos de identidad de varios diputados y líderes expulsados de Jerusalén.

Desplazamiento forzado

Con la aprobación de esta ley, las organizaciones de derechos humanos pueden apelar contra ella en el Tribunal Supremo, pero eso plantea la pregunta: ¿Tiene el Tribunal Supremo el verdadero deseo de confrontar al gobierno y al Knesét con jueces de derecha en sus cámaras? Y la respuesta es que tal vez recurrirá a modificar algunos artículos, pero la ley no cambiará.

La revocación de residencia de Jerusalén por “violación de lealtad” no es el único criterio por cual se niega a los ciudadanos palestinos su derecho a vivir en Jerusalén. Esta ley es precedida por otras leyes que comenzaron a aplicarse desde la ocupación de la ciudad en 1967 por las cuales se revoca la residencia a cualquier palestino que viva 6 años fuera de Jerusalén.

Con el inicio de los años noventa la ocupación comenzó a revocar la residencia a todos los que no podían demostrar “su residencia” en Jerusalén, con lo que el número de los que han perdido su residencia basada en estos estándares es de 14.500 habitantes de Jerusalén desde 1967 hasta 2015.

Aproximadamente 140.000 palestinos de Jerusalén que viven en los barrios situados detrás del muro de separación, tienen miedo a la posibilidad de perder su residencia debido a que las fuerzas de la ocupación israelí intentan eliminar los barrios en los límites municipales de Jerusalén, entregando poder de acción al ejército de la ocupación.

 
Fuente: Al Jazeera
Traducción: Alma Milisic
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina