Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
Nota relacionada:
La infame e inútil política israelí de demoler viviendas palestinas
 
 
OCUPACION
 
Israel también demuele hogares palestinos en “Israel”
Bea Esseddin
13 de agosto 2017

Autoridades israelíes demolieron el pasado viernes la casa de una familia palestina en el barrio de Al-Ribat, ciudad de Al-Ramle, en los territorios ocupados desde 1948 (convertidos en “Israel”), con el pretexto de que carecía de permiso de construcción.

La casa pertenece a la familia de Mohammed Al-Qirem, que ha quedado ahora sin hogar, estaba construida sobre un terreno de su propiedad y sólo había realizado recientemente algunas reformas.

Autoridades israelíes rechazan sistemáticamente los pedidos de permiso de construcción, reformas y ampliación de las propiedades palestinas, tanto en los territorios ocupados desde 1967, como en los ocupados desde 1948.

Desde que la ciudad de Al-Ramle fue ocupada por tropas sionistas, en julio de 1948, las propiedades palestinas, vaciadas de sus dueños, fueron ocupadas por colonos judíos recién llegados desde Europa. De los 17.000 habitantes palestinos nativos que residían en la ciudad, 3.000 (hombres) fueron encerrados en campos de concentración y más de 13.000 personas fueron expulsadas por la fuerza y sus propiedades saqueadas. Los sionistas sólo permitieron la permanencia de 400 palestinos en la ciudad, en situación de ciudadanos de segunda categoría del nuevo “Estado”, que desde entonces somete a los palestinos a leyes discriminatorias y racistas.

En la actualidad, autoridades municipales israelíes han declarado a la ciudad “zona industrial y comercial” y con este pretexto pretende, contra los más elementales principios jurídicos y el sentido común, demoler las viviendas palestinas, no así las viviendas donde viven judíos israelíes.

La población palestina de Al-Ramle, oficialmente ciudadanos de “Israel”, no es la única que padece las demoliciones en los territorios ocupados desde 1948. Desde esa fecha, más de 100.000 edificaciones palestinas fueron destruidas por tropas sionistas en la parte de Palestina que convirtieron en “Israel”, despoblando 675 aldeas y ciudades y expulsando a casi 900.000 palestinos, que ahora son más de 7 millones, convirtiéndolos en refugiados y privándolos del derecho al retorno según lo establecido por la Resolución 194 de la Asamblea General de la ONU (aprobada en diciembre de 1948, un día después de aprobar la Declaración Universal de los Derechos Humanos).

Por dar sólo un ejemplo, la aldea beduina de Al-Araqib, en el desierto de An-Naqab, cuyos habitantes son también oficialmente ciudadanos de “Israel”, fue demolida, y vuelta a reconstruir por sus habitantes, más de 100 veces desde 2010. Y hay decenas de otras aldeas amenazadas con la demolición y el desplazamiento de sus habitantes, ciudadanos de “Israel”.

El gobierno israelí, que cobra impuestos a los palestinos pero no les brinda ningún servicio público, quiere construir barrios exclusivos para judíos en el preciso lugar donde se encuentran aldeas palestinas, desplazando a sus habitantes con la esperanza de que huyan de su patria ancestral. Y al mismo tiempo impide el retorno de los expulsados en 1948 y sus descendientes, con el argumento de que “no hay lugar para todos” o que el retorno de los palestinos amenaza el “carácter judío de Israel”, a pesar de que el 80% del territorio que Israel ocupa desde 1948 permanece en su mayor parte vacío y una parte de él destinado a “parques naturales” (donde implantaron especies arbóreas europeas, es decir que en realidad son artificiales) y campos militares (que no harían falta si fuera cierto que “Israel quiere la paz”).

Por todo ello, afirmamos que Israel está perpetrando desde hace 70 años un plan sistemático de limpieza étnica y que su “única democracia en el Medio Oriente” no es más que un Estado ficticio y racista.

 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina