Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
Nota relacionada:
Israel también demuele hogares palestinos en “Israel”
 
 
OCUPACION
 
La infame e inútil política israelí de demoler viviendas palestinas
Bea Esseddin
13 de agosto 2017

Un informe del Centro de Estudios Abdullah Hourani, dio a conocer que desde octubre de 2015, comienzo de la Intifada de Jerusalén, las autoridades de la ocupación israelí demolieron 36 viviendas de palestinos que realizaron operaciones de resistencia contra la ocupación, además de clausurar otras 5 viviendas, vertiendo hormigón en el interior de cuatro de ellas y soldando puertas y ventanas de la otra.

El jueves pasado, fuerzas de la ocupación demolieron también las casas de los mártires Bara Saleh y Osama Atta y clausuraron la casa del mártir Adel Ankush, en Deir Abu Meshal, Ramallah, además de demoler la casa del prisionero Malek Hamed, en Silwad, elevando a 16 la cantidad de casas de prisioneros demolidas, desde octubre 2015.

Desde esa fecha, la ocupación ha incrementado su política ilegal de demoler hogares palestinos en un intento de detener la resistencia popular y satisfacer a sus colonos.

El recurso ilegal de demoler las casas de los resistentes o los sospechados de actos de resistencia por parte de los ocupantes, no es nuevo en Palestina. Fue ampliamente utilizado por la ocupación británica y la ocupación sionista la utilizó desde el principio. Sin embargo, un comité creado por ex ministro y ex jefe del ejército de la ocupación, Shaul Mofaz, en 2005 recomendó abstenerse de demoler casas de los activistas, prisioneros y combatientes palestinos, por ser “un recurso totalmente ineficaz para disuadir a la resistencia”, pero Netanyahu volvió a implementarlo, especialmente desde el comienzo de la Intifada de Jerusalén.

Según datos de la OCHA (Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios) durante 2016, fuerzas israelíes demolieron o incautaron un total de 1.089 edificaciones palestinas (viviendas, comercios, graneros, corrales, galpones, etc.) por toda Cisjordania, incluida Jerusalén Este, dejando sin hogar a 1.593 palestinos y afectando la fuente de sustento de otros 7.101.

La OCHA registró también que en Gaza, sólo durante la última ofensiva israelí en 2014, que arrasó barrios enteros con sus bombardeos aéreos, más de 118.000 edificaciones fueron destruidas total o parcialmente dejando a unas 19.600 familias sin hogar (más de 100.000 personas, 65.000 de las cuales permanecen aun viviendo entre ruinas), además de asesinar a más de 2.000 personas y dejando a decenas de miles heridos y mutilados.

La demolición de viviendas, que las autoridades de la ocupación israelí utilizan esperando en vano frenar la resistencia y empujar a los palestinos a abandonar su propio país para convertir toda Palestina en un Estado exclusivo para judíos, es un grave crimen violatorio de lo establecido por el derecho internacional y el derecho internacional humanitario en:

* La Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 1948:
- Artículo 17 (2) “Nadie será privado arbitrariamente de su propiedad”;

* El IV Convenio de Ginebra, de 1949:
- Artículo 53 - Destrucciones prohibidas: “Está prohibido que la Potencia ocupante destruya bienes muebles o inmuebles, pertenecientes individual o colectivamente a personas particulares, al Estado o a colectividades públicas, a organizaciones sociales o a cooperativas” y, entre otras,

* La Resolución 1544 del Consejo de Seguridad de la ONU, de 2004:
“- Reafirmando sus resoluciones anteriores 242 (1967), 338 (1973), 446 (1979), 1322 (2000), 1397 (2002), 1402 (2002), 1403 (2002), 1405 (2002), 1435 (2002) y 1515 (2003);
- Reiterando la obligación de Israel, la Potencia ocupante, de cumplir escrupulosamente las obligaciones y responsabilidades jurídicas que le incumben en virtud del Cuarto Convenio de Ginebra relativo a la protección de personas civiles en tiempo de guerra, de 12 de agosto de 1949; […]
- 1. Pide a Israel que respete las obligaciones que le impone el derecho internacional humanitario, e insiste, en particular en su obligación de no proceder a la demolición de viviendas en violación de ese derecho”.

Además, debe tenerse en cuenta que la resistencia a la colonización y opresión foránea es un derecho garantizado por la Resolución 3070 de la ONU (30 de noviembre de 1973), que establece incluso el derecho a la resistencia armada:

Resolución 3070/1973, de la Asamblea General de la ONU:

"1.- Reafirma el derecho inalienable de todos los pueblos que se encuentran bajo dominación colonial y extranjera y subyugación foránea a la libre determinación, libertad e independencia de conformidad con las resoluciones 1514 (XV) de 14 de diciembre de 1960, 2469 (XXV) de 30 de noviembre de 1970 y 2787 (XXVI) de 6 de diciembre de 1971 de la Asamblea General;
2.- Reafirma igualmente la legitimidad de la lucha de los pueblos por librarse de la dominación colonial extranjera y de la subyugación foránea por todos los medios disponibles, incluida la lucha armada".

 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina