Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
OCUPACION
 
“Lo que la ocupación demuela lo volveremos a construir”
Crónica de la tercera demolición de la casa de la familia Abu Hamid
15 de diciembre 2018

Fuerzas de la ocupación israelí hicieron explotar esta mañana la casa de la familia Abu Hamid, un edificio de cuatro pisos, en el campamento Al-Amari, Ramallah, Cisjordania.

Umm Nasser Abu Hamid, refugiada de 72 años, madre de 6 prisioneros y un mártir, dijo: “No nos derrumbaremos y no nos rendiremos. Mi casa es un sacrificio para Palestina y su pueblo. Lo que la ocupación demuela lo volveremos a construir. Esta es nuestra tierra y mientras haya ocupación, resistiremos”.

La ocupación emitió la orden de demolición del edificio en junio de este año, luego de encarcelar a Islam Abu Hamid, de 32 años, que pasó anteriormente varios años en las mazmorras de la ocupación, acusándolo de matar a uno de los soldados durante una incursión de las fuerzas sionistas al campamento Al-Amari.

Anoche, las tropas de la ocupación perpetraron una incursión en el campamento durante más de 6 horas. Rodearon la casa, golpearon a decenas de personas que acompañaban a Umm Nasser, los rociaron con gas pimienta en sus caras, los atacaron con pistolas Tasser, además de secuestrar a decenas de ellos, incluida Umm Nasser a la que luego liberaron.

Mientras tanto se produjeron enfrentamientos en los alrededores de la casa y los callejones del campamento. Los soldados, incluidos francotiradores apostados sobre los techos de las casas vecinas, dispararon abundante munición de guerra, balas recubiertas, gas lacrimógeno y bombas de estruendo, dejando a decenas de palestinos heridos y asfixiados, 10 de ellos debieron ser trasladados a hospitales.

Los soldados retuvieron a alrededor de 500 palestinos, entre ellos niños, mujeres y ancianos, en el nuevo estadio de Al-Bireh, al frío de la intemperie, después de obligarlos a punta de pistola a abandonar sus hogares, próximos a la casa de la familia Abu Hamid.

Las tropas de la ocupación habían demolido la casa de esta familia en 1994 y en 2003 y continuaron acosando a esta familia, después de asesinar a su hijo Abdel-Moneim y continúan manteniendo en cautiverio a sus otros 6 hijos: el ya nombrado Islam, Nasser, Nasr, Sharif y Muhammad, que fueron condenados a cadena perpetua (de por vida) desde la segunda Intifada, en el año 2000, y Jihad que es retenido en detención administrativa.

Sin embargo, como se ve, no hay ejército ni explosivos ni cadenas que logren aniquilar la voluntad de un pueblo dispuesto a luchar hasta el último aliento en defensa de sus derechos nacionales.

Fuente: qudsn.co; alhourriah.ps
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina