Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
OCUPACION
 
Pescadores de Gaza: "En manos de Dios"
Patrick Strickland y Ezz Zanoun
2 de abril 2015
 

La esposa de Tawfiq Abu Reyala y sus cuatro hijos se quedan sin ingresos después de que el pescador fue asesinado a balazos por la marina israelí (Ezz Zanoun)

Cientos de deudos se reunieron fuera del hospital Al-Shifa para protestar por el asesinato de Tawfiq Abu Relaya, pescador de 34 años baleado por la marina israelí hace unas horas.

Junto a sus compañeros del turno nocturno, el fallecido padre de cuatro niños fue asesinado por una bala de las fuerzas israelíes cuando abrieron fuego contra su barco el 7 de marzo, mientras navegaba dentro del límite de 6 millas náuticas impuesto por Israel sobre los barcos de Gaza.

Abu Reyala deja una esposa y cuatro hijos, que viven al norte de Gaza.


Emad Abu Relaya trabajaba con su primo Tawfiq todos los días en el barco de su familia, antes de que le disparen al pescador a principios de este mes (Ezz Zanoun)

"Sólo queremos ser como los pescadores de cualquier lugar del mundo", dijo a Electronic Intifada su primo Emad. "No pedimos demasiado; sólo nuestro derecho básico. Nuestros derechos no están protegidos, ni por el mundo ni por los países árabes. Nuestras vidas están en manos de Dios".

"Mi primo no fue el primer pescador baleado por los israelíes y no será el último. No hay un solo pescador en Gaza al que no le hayan disparado", dijo Emad, agregando que su hijo fue herido por la marina israelí en diciembre.

"Si el mundo tiene conciencia, detendrá estos crímenes".


Los agricultores como muchos pescadores en la Franja de Gaza se han vuelto dependientes de la ayuda internacional para sobrevivir, debido al bloque contra Gaza (Ezz Zanoun)

Desde que un alto al fuego puso fin a la agresión israelí de 51 días de intensos bombardeos, el pasado agosto, dicen los pescadores palestinos de Gaza, sólo se les ha permitido acceder a un área dentro de las 6 millas náuticas de la costa. Sin embargo, según los Acuerdos de Oslo de 1993, se les debe permitir navegar hasta las 20 millas náuticas de la costa.

Los que se acercan a ese límite son probablemente arrestados o baleados por la marina de guerra israelí.

Israel ha intensificado mucho las restricciones a los pescadores palestinos.

"A lo largo de los años, el ejército israelí fue reduciendo gradualmente este margen, dañando enormemente el sustento de las familias y la disponibilidad de este alimento básico y barato en los mercados, que había sido un importante recurso nutricional", según dijo el grupo israelí de derechos humanos B'Tselem.


Abdel-Muti Al-habil dice que después de que su barco fue baleado por los israelíes él gastó más de $10.000 para remolcarlo hasta la orilla y reparlo (Ezz Zanoun)

Abdel-Muti Al-Habil ha pescado de arriba a abajo por la costa de la Franja de Gaza durante más de un cuarto de siglo. "Comencé a trabajar como pescador con mi padre cuando tenía sólo 15 años de edad", dijo.

Sus cinco hijos, todos veinteañeros, trabajan como pescadores con él. Mientras él está parado en la costa cerca del puerto de la ciudad de Gaza, ellos trabajan en el motor parado del barco que está tras él. Después de unos minutos, el motor finalmente arranca y ellos aplauden y ríen.

"Hace seis semanas que están trabajando para arreglar el barco", dice Al-habil, agregando que el barco estaba casi destruido cuando la marina israelí lo hundió a tiros el 26 de enero.


Las duras restricciones israelíes impiden a los palestinos utilizar todo el potencial económico del puerto de Gaza (Ezz Zanoun)

Como todos los pescadores palestinos de Gaza, Al-Habil ha sufrido largamente las restricciones y ataques israelíes. Pero nunca imaginó que las fuerzas israelíes llegarían tan lejos como para hundir el barco.

"Arrestaron a mis [cinco] hijos", dijo, recordando que fueron llevados a Ashdod, una ciudad portuaria al sur del actual Israel. "Durante dos días, no tuvimos ni idea de dónde estaban. No sabíamos si habían muerto cuando se hundió el barco".

Después de que los agentes de la inteligencia y los militares israelíes los sometieron a interrogatorio durante 48 horas, los hijos de Al-Habil fueron dejados en el cruce de Erez entre Gaza e Israel.


Severas restricciones israelíes sobre las exportaciones desde Gaza limitan a los pescadores palestinos a un mercado enjaulado (Ezz Zanoun)

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios las Naciones Unidas (OCHA), las fuerzas israelíes dispararon munición de guerra contra los pescadores palestinos al menos setenta veces entre el 7 de enero y el 9 de febrero.

Durante la primera mitad de 2014, antes de la guerra del verano contra Gaza, la marina israelí disparó contra los pescadores palestinos, a 6 millas náuticas de la costa, al menos 177 veces, "casi tanto como en todo el 2013", según la asociación humanitaria Oxfam.


Hajj Rajab, que ha pescado por la costa de Gaza de punta a punta por más de seis décadas, dice que las condiciones jamás han sido tan difíciles como ahora (Ezz Zanoun)

Hajj Rajab, de 81 años, pesca desde que era adolescente.

"Mi padre me enseñó a pescar. Y yo enseñé a mis hijos y a mis nietos. He trabajado aquí muchos años", dice. "Solía ser un buen trabajo. Ya no".

Y explica que los bombardeos israelíes se dirigieron a decenas de depósitos de los pescadores, incluso al suyo, el pasado verano.

"Destruyeron todo", dice. "Nos destruyeron... a los pescadores". A pesar de todo, él sigue yendo al mar cada día. "No hay ninguna otra opción para los pescadores. La mayoría de nosotros hemos hecho esto toda nuestra vida".


El depósito de Hajj Rajab fue destruido por los ataques israelíes durante la agresión del pasado verano contra Gaza (Ezz Zanoun)

El impacto económico de las restricciones israelíes ha sido desastroso para los pesacadores.

"Desafortunadamente, como ves ahora, sólo nos permiten llegar hasta 6 millas, y a veces sólo a 3", dijo Mahmud Al-Hissi, padre, de 20 años.


Mahmud Al-Hissi dice que las restricciones israelíes a los pescadores les han hecho imposible mantener a sus familias (Ezz Zanoun)

"Pasando las 6 millas hay rocas y arrecifes en el fondo del océano, que es donde están los verdaderos peces" dice Al-Hissi. "Podríamos salir a pescar por la mañana y ganar dinero, en vez de salir por turnos de 24 horas y apenas llegar a un equilibrio".

Los pescadores trabajan por sólo una porción de la pesca, que venden en el mercado al llegar a tierra, explicó Al-Hissi. "A veces trabajo durante 24 horas y sólo gano 75 shekels [unos 19 dólares]. Pero últimamente gano menos porque sencillamente no hay peces".


Los pescadores palestinos como Ahmad Al-Hissi arriesgan sus vidas por una magra ganancia (Ezz Zanoun)

Ahmad Al-Hissi, el primo de Mahmud, explica que la pesca se ha convertido en los últimos años en una profesión peligrosa.

"Si nos quedamos a más o menos 1 km antes de las 6 millas de la costa, estamos bien", dice. "Pero si nos acercamos más, vendrá la marina israelí a crearnos problemas".


Como muchos pescadores, Shukri ha sido arrestado por la marina israelí. Dice que él y sus compañeros de barco fueron obligados a desnudarse y saltar al agua y luego fueron detenidos, el pasado otoño (Ezz Zanoun)

Shukri, Ahmad y el compañero de Mahmud dijeron que podrían tener una vida digna si no estuvieran limitados a un espacio tan pequeño y con sobrepesca.

"Si pudiéramos salir a unas 9 millas náuticas, seríamos ricos".

 
Notas:
Patrick O. Strickland es periodista independiente y colaborador habitual de The Electronic Intifada. Sitio web: www.postrickland.com. Twitter: @P_Strickland_.

Ezz Zanoun es fotógrafo independiente, vive en la Franja de Gaza. Su trabajo ha aparecido en The Guardian, APA, Time, BuzzFeed, El Mundo, Reuters y muchos más. Siga su trabajo en Facebook.

 
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina