Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
prisioneros
 
15.000 mujeres y niñas palestinas han pasado por las mazmorras de la ocupación desde 1967
8 de marzo 2017

En el Día Internacional de la Mujer, la Comisión de Asuntos de los Prisioneros Palestinos, ha informado que desde que Israel ocupó Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este, en 1967, 15.000 mujeres palestinas han sido secuestradas y encarceladas en las prisiones de la ocupación.

Todas ellas, incluidas las menores, fueron sometidas a inhumanas condiciones, torturas y tratos crueles y humillantes, desde el momento del secuestro: son engrilladas de pies y manos, sus ojos son vendados, son golpeadas, amenazadas, privadas del sueño, el alimento y el agua por días, son privadas de las visitas de sus familiares y recluidas en diminutas celdas de confinamiento solitario durante larguísimos períodos, son privadas de tratamiento médico y arrojadas en celdas sucias, malolientes y plagadas de insectos y roedores, son permanentemente acosadas y atacadas dentro de las celdas...

En la actualidad hay 56 mujeres palestinas padeciendo en las cárceles de la ocupación, 16 de ellas son menores y 11 de ellas están enfermas. La prisionera política que lleva más tiempo encarcelada (casi 17 años) es Lina Jerbuni, de los territorios ocupados desde 1948, que padece varias enfermedades contraídas en prisión debido a las terribles condiciones de cautiverio y, como el resto de los prisioneros políticos palestinos, es privada de atención médica.

Un caso como ejemplo:

La abogada palestina Shirin Al-Issawi, defensora de prisioneros palestinos, encarcelada por tercera vez desde 2014 y condenada en 2016 a 4 años de prisión, ha sido puesta en confinamiento solitario por largos períodos muchas veces. Le han negado muchas veces recibir la visita de sus padres. Le han negado incluso tomarse una foto con sus padres. Ha sido brutalmente golpeada varias veces. Padece varios problemas de salud, entre ellos una infección en la encía, que requiere intervención quirúrgica urgente, y le provoca persistentes dolores, y le niegan cualquier tipo de atención médica.

Sus hermanos Samer y Medhat, se encuentran también encarcelados, en la cárcel israelí de Nafha, en el desierto, alojados en carpas, padeciendo las inclemencias de la intemperie, entre muchos otros tratos crueles.

Las fuerzas sionistas privan a los tres de un encuentro, incluso detrás de las rejas...

¿Qué espera la comunidad internacional y sus organismos de derechos humanos para poner fin a los horrendos crímenes israelíes, todos ellos descaradamente violatorios de todos los principios, normas y disposiciones del derecho internacional?

 
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina