Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
PRISIONEROS
 
Carta de la madre de Samer al-Issawi a todos los defensores de la libertad en el mundo, a los que tengan la conciencia clara y a los que tengan valores humanos
17 de abril, 2014
 

“Hace largo tiempo, ocuparon nuestra tierra, asesinaron a nuestros abuelos y padres, nuestras mujeres y niños... Robaron y nos robaron... Y todo el mundo estuvo mirando sus masacres en silencio... Demolieron nuestras ciudades y aldeas y distorsionaron nuestros sitios de referencia; destruyeron nuestras casas y dejaron a algunos de nosotros sin hogar... Arrancaron nuestros árboles de los cuales vivimos... Se apoderaron de nuestra tierra para construir sus asentamientos coloniales y ahora no tenemos más tierra donde construir nuestras casas... E incluso si las construimos ellos las demuelen... Expropiaron todas nuestras tierras y las convirtieron en colonias que son como un pulpo que se arrastra sobre nuestras tierras... Nos derrotaron y torturaron, pero nunca podrán vencer nuestra determinación, porque somos dueños de derechos y estamos defendiendo una causa justa.

Permaneceremos en nuestra tierra, quieran o no. Sólo queremos vivir en paz y estar a salvo, tal como los demás pueblos del mundo. Queremos preservar nuestra dignidad. Odiamos el asesinato y el baño de sangre... Somos gente que ama la vida, son ellos los que nos matan sin razón alguna, son ellos que nos arrestan con acusaciones falsas...

Oh, mundo! Queremos paz en el país de la paz...

Les contaré mi historia... Mi esposo, mis seis hijos, mis dos hijas y yo, vivíamos compartiendo amor. Criar y educar a nuestros hijos era toda nuestra pretensión.

Sin embargo, las fuerzas de la ocupación nos privaron de nuestros mínimos derechos; arrestaron a mi hijo Rafat cuando tenía sólo catorce años de edad, un niño que no entendía nada de política... también arrestaron a mi hijo Medhat cuando tenía sólo trece años... los juzgaron y encarcelaron por un año y luego salieron de prisión. Después de algunos meses volvieron a encarcelarlos durante un año y medio, después de un corto tiempo de haber salido; encarcelaron a Medhat una vez más pero él escapó y se convirtió en “buscado”... por lo que yo estaba siempre asustada y preocupada por él, hasta que fue arrestado él y su hermano Firas.

Medhat fue sentenciado a 8 años y Firas a 5 años... Después de liberarlos, arrestaron a Medhat por cuarta vez y lo condenaron a 5 años, luego salió y fue arrestado por quinta vez y condenado a cuatro años y por sexta vez fue condenado a 2 años y medio y luego liberado... y ahora él está otra vez encarcelado. O sea que él pasó más de 20 años de su vida en prisión... ¿No es esto injusto? ¿No es injusto que pierda su vida llevado de una prisión a otra sin ninguna razón válida?

Además arrestaron a mi hijo Samer 3 veces, él pasó 14 años en prisión... Luego arrestaron a mi hijo Fadi cuando tenía sólo 14 años y medio, y 4 meses después de liberarlo fue martirizado... De hecho apenas un día después de la masacre de Al-Haram [la mezquita de Ibrahim], hubo una manifestación pacífica en Al-Quds en protesta contra la matanza de personas mientras oraban, el ejército enfrentó esta manifestación con balas martirizando a mi hijo Fadi cuando tenía 17 años, mientras estábamos preparando algunos dulces para celebrar su cumpleaños, por la noche, en día 16 del mes de ramadan.

Mientras tanto Medhat y Firas estaban en la cárcel y las fuerzas de la ocupación se negaron a liberarlos para dar el último adiós a su hermano. Después arrestaron a Shadi, que pasó 8 años en prisión y está ahora en prisión domiciliaria después de pagar una fianza de 30.000 shekels [más de 8.600 dólares] y además tiene que pagar medio millón de shekels [unos 144.000 dólares] por “infracción de construcción”. Ahora está sin trabajo, y aún no terminó sus estudios en la universidad.

Shirin estudió derechos humanos, se convirtió en abogada y dedicó su vida a los prisioneros. Ella los defiende y los visita en la prisión. A las fuerzas de la ocupación no les gustó esto, así que la encarcelaron también; pasó un año en prisión y seis meses en arresto domiciliario, también la privaron de su trabajo por 3 años y luego por otros 2 años más. Ahora la arrestaron una vez más a ella y a sus hermanos Medhat y Shadi. Shadi fue liberado después de pasar un mes en prisión sin siquiera sentenciarlo. Y luego le pidieron que pague una multa de 50.000 shekels [unos 14.400 dólares] o volvería a prisión.

Al mundo civilizado, a las personas de conciencia clara, a las instituciones de derechos humanos, los sindicatos de abogados... Soy una madre palestina cuya familia fue desparramada por la ocupación... No pude disfrutar de vivir con mis hijos ni en su infancia ni en su juventud... Desde hace 25 años, no hemos podido reunirnos como una familia. He pasado mi vida frente a las prisiones hasta que me derrumbé física y psíquicamente. Ahora padezco enfermedades crónicas como diabetes, artritis, osteoporosis, depresión.

Pido elevar mi causa contra la ocupación israelí y contra su brutalidad hacia mi y mis hijos a las Naciones Unidas... Así que, por favor, ayúdenme... Mis hijos han pasado en prisión, hasta ahora, un total de 58 años... Con qué derecho?”

Laila Tareq Al-Issawi

 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina