Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
PRISIONEROS
 
Israel encarceló a 880 palestinos en julio 2017
16 de agosto 2017

La Sociedad de Prisioneros Palestinos, la Asociación Addameer, el Comité de Asuntos de los Prisioneros y el Centro Al-Mezan, emitieron un informe a principios de este mes donde afirman que durante el mes de julio de 2017, autoridades de la ocupación israelí encarcelaron a 880 palestinos, entre ellos 144 niños y 18 mujeres.

Según el seguimiento y la documentación de las cuatro organizaciones, fuerzas de la ocupación encarcelaron a 425 palestinos de Jerusalén, 120 de Al-Khalil, 85 de Nablus, 49 de Jenin, 47 de Qalqilia, 45 de Belén, 37 de Ramallah, 36 de Tulkarem, 10 de Tubas, 10 de Jericó y 2 de la Franja de Gaza.

El informe indica también que el número de palestinos encarcelados en prisiones de la ocupación llegó en julio a 6.400, entre ellos 62 mujeres (10 de ellas niñas), aproximadamente 300 niños, 450 detenidos administrativos, 12 legisladores y 1 calificado como “combatiente ilegal”.

Concepto de “combatiente ilegal”

Según explica el Dr. Abu-Rahman Muhammad Ali, el “combatiente ilegal” es un concepto creado por el sistema judicial de la potencia ocupante:

Israel aprobó la Ley de Combatientes Ilegales en 2002. Un ‘combatiente ilegal’ es definido por la ley israelí como “una persona que participó, ya sea en forma directa o indirecta, en actos hostiles contra el Estado de Israel o que es miembro de una fuerza que perpetra actos hostiles contra el Estado de Israel, a quien las condiciones estipuladas en la ley humanitaria internacional que concede el estatuto de prisioneros de guerra, no se aplican”.

La definición de "combatiente ilegal", está en total contradicción con las normas del derecho internacional humanitario. Los combatientes, tal como se define en el artículo 4 del III Convenio de Ginebra, son objetivos legítimos, pero si son tomados prisioneros, su condición de prisioneros de guerra les otorga protección y derechos. Según este convenio, entre otras cosas, los prisioneros de guerra no deben ser castigados.

Protección legal establecida por el derecho internacional:

1.- El arresto de civiles palestinos viola la prohibición de la detención arbitraria según lo establece el derecho internacional de los derechos humanos, incluyendo la sección 9 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, de 1948, y los artículos 9 y 10 del Pacto Internacional sobre Derechos Civiles y Políticos, de 1976.

2.- La práctica de la tortura y el maltrato violan el claro criterio del derecho internacional de los derechos humanos:

a) La sección 31 de las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, de 1955, establece: “Las penas corporales, encierro en celda oscura, así como toda sanción cruel, inhumana o degradante quedarán completamente prohibidas como sanciones disciplinarias”.

b) El Art. 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, establece: “Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes”.

c) El principio 6 del Conjunto de Principios para la Protección de Todas las Personas Sometidas a Cualquier Forma de Detención o Prisión, de 1988, establece: “Ninguna persona sometida a cualquier forma de detención o prisión será sometida a tortura o a tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. No podrá invocarse circunstancia alguna como justificación de la tortura o de otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.

d) El Art. 3 de la Declaración sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de 1975, establece: “Ningún Estado permitirá o tolerará tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes. No podrán invocarse circunstancias excepcionales tales como estado de guerra o amenaza de guerra, inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública como justificación de la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes”.

e) El Art. 16.1 de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, de 1987, establece: “Todo Estado Parte se comprometerá a prohibir en cualquier territorio bajo su jurisdicción otros actos que constituyan tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes…”.

3.- La política de la detención administrativa perpetrada por la potencia ocupante, por la cual las personas son detenidas en base a material secreto sin presentar acusación contra la persona, es una directa violación a la garantía de juicio justo establecida por el derecho internacional:

a) El Art.11 (1) de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, establece: “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa”.

b) Los Arts. 9 a 14 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de 1976, garantizan a todas las personas el derecho al juicio justo, incluido el derecho a ser informado acerca de las acusaciones en su contra y a defenderse.

c) El incumplimiento de revelar alguna acusación contra una persona detenida bajo una orden de detención administrativa impide a la potencia ocupante alegar la emergencia y las necesarias razones de seguridad que obligaron a detenerla. No se demuestran imperiosas razones de seguridad que alcancen el nivel establecido en el Art. 78 del IV Convenio de Ginebra, que requiere que: "Si la Potencia ocupante considera necesario, por razones imperiosas, tomar medidas de seguridad con respecto a las personas protegidas, podrá imponerles, como máximo, una residencia forzosa o internarlas [detenerlas]".

d) El incumplimiento de informar a la persona en detención administrativa las acusaciones en su contra, viola el Art. 71 del IV Convenio de Ginebra, que obliga a la potencia ocupante a informar tales acusaciones sin demora. Viola también el principio 10 del Conjunto de Principios para la Protección de Todas las Personas Sometidas a Cualquier Forma de Detención o Prisión, de 1988.

 
Notas: Los textos jurídicos citados corresponden a la versión oficial en español.
 
Fuente: addamer.org
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina