Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
 
 
 
 
PRISIONEROS
 
Samer Issawi: No voy a retroceder, soy dueño de derechos
21-feb-2013


Carta del prisionero Samer Al-Issawi, proveniente del Ministerio de los Prisioneros:

Me dirijo con admiración a las masas de nuestro heroico pueblo palestino, a nuestra dirigencia palestina, a todas las fuerzas, partidos e instituciones nacionales. Los saludo por permanecer en nuestra lucha en defensa de nuestro derecho a la libertad y la dignidad.

Extraigo mi fuerza de mi pueblo, de toda la gente libre del mundo, de los amigos y familiares de los prisioneros que continúan día y noche cantando por la libertad y el fin de la ocupación.

Mi salud se ha deteriorado dramáticamente y estoy suspendido entre la vida y la muerte. Mi débil corazón está colapsando pero aún soy capaz de tener paciencia y continuar la lucha. Mi mensaje es que continuaré hasta el final, hasta la última gota de agua de mi cuerpo, hasta el martirio. El martirio es un honor para mí en esta batalla. Mi martirio es mi bomba restante, en la confrontación con los tiranos y los carceleros, en la cara de la política racista de la ocupación que humilla a nuestro pueblo y utiliza contra nosotros todos los medios de opresión y represión

Digo a mi pueblo: Soy más fuerte que el ejército de ocupación y sus leyes racistas. Yo, Samer Al-Issawi, hijo de Jerusalén, envío a ustedes mi última voluntad, que en caso de caer mártir, llevarán mi alma como un grito por todos los prisioneros, hombres y mujeres, un grito por la libertad, la emancipación y la salvación de la pesadilla de las prisiones y su dura oscuridad.

Mi batalla no es sólo por la libertad individual. La batalla librada por mi y mis heroicos compañeros, Tareq, Ayman y Jaafar, es la batalla de todos, la batalla del pueblo palestino contra la ocupación y sus prisiones. Nuestro objetivo es ser libres y soberanos en nuestro estado liberado y en nuestra bendita Jerusalén.

Los débiles y esforzados latidos de mi corazón derivan su tenacidad de ustedes, el gran pueblo. Mis ojos, que empezaron a perder la visión, reciben la luz de su solidaridad y su apoyo. Mi débil voz toma su fuerza de su voz que es más fuerte que la del guardián y más alta que los muros.

Soy uno de sus hijos, entre miles de hijos suyos que están prisioneros, todavía languideciendo firmemente en las prisiones, esperando por fin despertar de su pesadilla, sus dolores y el sufrimiento de sus familias.

Los médicos me dijeron que quedé expuesto a un accidente cerebrovascular a causa de mi disritmia cardíaca, la escasez de azúcar y la baja presión. Mi cuerpo está lleno de frío y no puedo dormir por el continuo dolor. Pero a pesar de la extrema fatiga y los crónicos dolores de cabeza, como me muevo en mi silla [de ruedas], estoy tratando de convocar todos mis recursos para continuar el camino hasta el final. No hay vuelta atrás, sólo con mi victoria, porque soy dueño de derechos y mi detención es inválida e ilegal.

No tengo miedo por mi corazón si se detuviera, no tengo miedo por mis manos si se paralizaran. Todavía estoy vivo ahora y mañana y después de la muerte, porque Jerusalén se mueve en mi sangre, en mi devoción y mi fe.

Palestina, 16-feb-2013

Esta carta se publicó (en árabe) el 16 de febrero en la página Shirin Issawi en Facebook. Traducida al Inglés y hebreo por Free Haifa.

Por favor, comparta y actúe en todas partes para salvar a Samer Issawi y a todas las personas que fueron encarceladas por luchar por la libertad.



 
 
 
Traducción al español : B. Esseddin
 
 
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina