Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
REFUGIADOS
 
La cafetería de Aida, la mujer que albergó refugiados en 1948
Elise Schroons
19 de septiembre 2019

En el campamento de refugiados “Aida”, en Belén, se acaba de inaugurar una cafetería de nombre Aida (en árabe, “la que retorna”), nombre de la dueña de un antiguo bar que se ubicaba cerca, y que ayudó a los refugiados cuando fueron expulsados de sus hogares por las bandas armadas sionistas, en 1948.

“La cafetería de Aida en Belén era muy popular en los años cuarenta. Estaba al lado de lo que hoy llamamos campamento de refugiados Aida”, cuenta Akram Al-Warah, propietario de la nueva cafetería, que atiende junto a su hermano Hussni. “Cuando los refugiados del oeste de Jerusalén y Al-Khalil llegaron a esta zona en 1948, no llevaban con ellos más que algunas ropas en un bolso y las llaves de sus casas en la mano. Aida los recibió en su pequeña cafetería y les ofreció café, té, comida y mantas”.

La nueva cafetería se inauguró en julio de este año, 71 años después de que Aida sirviera la primera taza de café para los refugiados. “Con nuestra nueva cafetería queremos mantener vivo su espíritu y recordar su generosidad y nobleza. Creo que nos traerá buena suerte”.

Aida fue muy importante para los refugiados por su amabilidad y compasión. “Contando la historia de Aida podemos recordar a las nuevas generaciones lo que ocurrió en el pasado. Queremos que ellos recuerden la historia de su patria”.

La nueva cafetería Aida es un popular lugar de encuentro “no solo para los lugareños, también para los turistas, les gusta mucho el ambiente”. “Queremos crear la misma sensación de hogar, bienvenida y hospitalidad que la vieja cafetería de Aida ofrecía a las anteriores generaciones. Utilizamos muebles y adornos antiguos como una maleta, televisión y radio antiguos, para revivir el pasado. Además, agregamos muchas plantas y objetos de arte local. La decoramos con el estilo que era habitual en las casas palestinas por entonces”.

El propietario de la cafetería, apoya a la comunidad y a los artistas, pensadores y activistas palestinos de la nueva generación. “Con cada taza de té o café que compras, ofreces una mano amiga. Dedicamos el 20% de nuestras ganancias mensuales al Centro Juvenil de Aida para alentar a los jóvenes a hacer música, arte y cine para los niños del campamento de Aida”.

 
Fuente: pnn.ps
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina