Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
 
 
 
 
REFUGIADOS
 

Los Orígenes del legado de Sharon
Salman Abu Sitta  / enero 2012

"La política de Israel hacia los palestinos no sólo fue forjada al término de las experiencias de los judíos europeos a manos de la Alemania nazi, sino que también reproduce la brutalidad"

Alemania 1942 - Palestina 1948

La práctica sionista en Palestina ha sido siempre la de apropiarse de la tierra y expulsar a sus habitantes. Se trata de una simple estrategia que en el mundo de hoy es denunciada como un crimen de guerra, como despiadada limpieza étnica.

Después de conquistar el 78 por ciento de Palestina en 1948, el año de Al-Nakba, los israelíes comenzaron a consolidar sus ganancias mediante la conquista de Palestina Arabrein (sin árabes). Fue instituida una política - sigue activa hoy - de matar a cualquier palestino que busque regresar a su hogar, con el argumento de que él o ella está tratando de "infiltrarse" en territorio conquistado. Eventualmente, incluso la expresión de una intención de regreso fue suficiente para que los israelíes iniciaran una política de asesinato de líderes de la resistencia en ciudades árabes y europeas y en los territorios palestinos ocupados desde la década de 1970. Se trata de una política que tiene sus raíces en la Segunda Guerra Mundial, un momento en que muchos de los hombres que se convertirían en oficiales israelíes en 1948 fueron entrenados y durante el cual los que se convertirían en inmigrantes-soldados judíos en Palestina aprendieron de primera mano la naturaleza de la crueldad sistemática a manos de soldados nazis, en particular en Polonia.

En el transcurso de 1948, 675 ciudades y aldeas palestinas fueron despobladas y más de 70 masacres y atrocidades fueron cometidas. Que esas matanzas siguieran un patrón establecido, repetido pueblo tras pueblo, sugiere que los autores "entendían" lo que se les pedía hacer sin necesidad de órdenes escritas, una repetición de los acontecimientos de la Segunda Guerra Mundial.

Tras el cese de las hostilidades en 1949 Israel inició la operación "Megrafa", que apuntaba a perseguir a los palestinos que regresaban. Esto continuó a lo largo de la mayor parte de 1949, dirigido a los aldeanos palestinos en Galilea. Entonces, cuando terminó la operación Megrafa, las fuerzas israelíes se dedicaron a la expulsión de la tribu Al-Sani de Beer Sheba a Hebrón. Y entre 1950 y 1956 se montó una campaña concertada -en la que participó Ariel Sharon- para conducir a la tribu Al-Azazma de Al-Auja, en la zona desmilitarizada [1], a Sinaí.

El representante de Egipto ante las Naciones Unidas dijo a los miembros del Consejo de Seguridad en noviembre de 1950 "que a partir del 20 de agosto de 1950 las autoridades israelíes habían expulsado, por la fuerza de las armas, hacia el territorio egipcio a todos los beduinos que vivían en la zona desmilitarizada de Al-Auja en Palestina. Observadores de Naciones Unidas habían 'encontrado' que 13 árabes, entre ellos mujeres y niños, murieron durante el éxodo y los cuerpos de varios más fueron encontrados aplastados por vehículos blindados. Al 3 de septiembre el número de árabes expulsados había llegado a 4.071".

En el mismo año los israelíes pergeñaron la expulsión de los habitantes de Al-Majdal que habían permanecido [allí] durante las hostilidades de 1948. Los 2500 que quedaron, de una población original de 12000, fueron expulsados hacia Gaza.

Para iniciar la despiadada expulsión de los palestinos y la ejecución de los retornados, los israelíes crearon la Unidad 101, un escuadrón asesino que sería negado por el ejército israelí cuando sus brutales actos contra la población civil se dieron a conocer. A los miembros de la Unidad 101 se les permitió vestir ropa de civil y adquirieron notoriedad por sus borracheras durante las patrullas. No se impusieron restricciones en la cantidad de municiones que podían utilizar.

En un artículo publicado en Haaretz, de 29 de enero de 1999, Gideon Spiro un ex miembro del batallón 890, dice que la unidad "fue pronto, el más primitivo prototipo de una de las unidades de liquidación más sofisticadas de Duvdevan y Shimshon establecidas durante la Intifada". Sus operaciones, escribió Spiro, se caracterizan por "un montón de asesinatos de civiles y poco combate real".

La Unidad 101 se creó el 30 de julio de 1953, y Ariel Sharon fue elegido como su comandante. En Israel's Border Wars [La Guerra de las fronteras de Israel], el historiador israelí Benny Morris describe a los escuadrones asesinos: "Los nuevos reclutas iniciaron un duro régimen de entrenamiento diurno y nocturno, sus ejercicios de orientación y navegación con frecuencia los llevaban más allá de la frontera; encuentros con patrullas enemigas o guardianes de aldeas eran considerados como la mejor preparación para las misiones que se avecinaban. Algunos comandantes, como Baum y Sharon, buscaron deliberadamente enfrentamientos armados. Reclutas de la Unidad de 101 fueron a marchas forzadas e hicieron  calistenia [2], yudo y entrenamiento en las armas y el sabotaje, en su campamento base en Sataf, una aldea árabe abandonada al oeste de Jerusalén. "

Una de sus primeras grandes operaciones fue el ataque al campamento de refugiados de Bureij los días 28 y 29 de agosto de 1953. E.H. Hutchison, observador de la tregua, de Naciones Unidas, describe la matanza de Bureij en su libro The Violent Truce  [La Tregua violenta].

"Uno de los últimos y más graves incidentes en la Franja de Gaza ha sido el ataque contra varias casas y cabañas en el campamento de refugiados árabes de Bureij en la noche del 28 de agosto. Fueron arrojadas bombas por las ventanas de las casuchas en las que dormían los refugiados y, cuando huían, fueron atacados por armas pequeñas y armas automáticas. Las víctimas fueron 20 muertos, 27 heridos graves, 35 heridos leves".

Morris también registra el ataque contra la población civil: "los observadores extranjeros llaman a la incursión en Bureij "un terrible caso de asesinato en masa"... "[El] incidente ha causado alarma y una intensa agitación en toda la Franja", informó el director de UNRWA, Leslie Carver. Instó a que las Naciones Unidas se opongan enérgicamente a Israel contra el "ataque no provocado a los inofensivos e indefensos refugiados". Israel negó responsabilidad, destacados diplomáticos y funcionarios concluyeron que "colonos israelíes" o "un kibbutz local" llevó a cabo la incursión por propia iniciativa."

Al mes siguiente los Azazma fueron atacados de nuevo. Según Hutchison "aviones israelíes atacaron a los árabes y sus rebaños de camellos y cabras. Al mismo tiempo, cada vez más incidentes de gravedad se produjeron en la zona desmilitarizada. Grupos israelíes armados patrullaban la zona; ellos dispararon contra los beduinos en [las inmediaciones de] los dos principales pozos [de agua]; los árabes y sus rebaños fueron asesinados desde el aire y en ataques terrestres; fuerzas armadas israelíes, aproximadamente más de 30 hombres, dispararon a los rebaños y quemaron las tiendas de los beduinos."

Una de las masacres de la Unidad 101 tuvo lugar en Qibya en la noche del 14 de octubre, 1953. Las casas de la aldea fueron destruidas, mientras los habitantes dormían. Sesenta y nueve mujeres y niños fueron asesinados. Según un informe de las Naciones Unidas "cuerpos acribillados a balazos cerca de los umbrales y múltiples marcas de disparos en las puertas de las casas demolidas indicaban que los habitantes se han visto obligados a permanecer dentro, mientras sus casas eran destruidas". La matanza de Qibya provocó la condena internacional. Ben Gurion negó tener conocimiento de la masacre, o de participación del ejército israelí.

A principios del decenio de 1950 la Unidad 101 fue responsable de atrocidades similares en Idna, Surif, Wadi Fukin, Falameh, Rantis, Jerusalén, Budrus, Dawayima, Beit Liqya, Khan Yunis y Gaza. El escuadrón asesino arrasando todo a su paso, estableció un modus operandi que continúa hasta hoy, aunque en lugar de ser practicado por un pequeño y oficialmente rechazado grupo las tácticas de la Unidad 101 son ahora las del ejército israelí.

Son tácticas que tienen sus raíces en la terrible experiencia de los judíos a manos de sus verdugos nazis, fueron presenciadas por muchos de los oficiales superiores en la guerra de conquista de 1948 que han servido en el ejército británico, el Ejército Rojo y otras fuerzas europeas. Ellos se interiorizaron de lo que presenciaron y en un plazo de tres años estaban utilizando los mismos métodos brutales contra los palestinos.

Los nazis crearon tropas especiales con el propósito de la caza de judíos, matándolos y, a continuación, saqueando y destruyendo sus posesiones. Al igual que la Unidad 101, no recibieron órdenes restrictivas y no se fijaron límites en el uso de armas o municiones. Ellos consumían una gran cantidad de alcohol. Su disciplina fue en general inmoral. Una de esas fuerzas -seguramente no es coincidencia- se llamó Batallón de Policía 101.

El Batallón 101 fue responsable por "la deportación y horripilante masacre en Polonia de decenas de miles de judíos hombres, mujeres y niños", escribe Daniel Jonah Goldhagen en Hitler's Willing Executioners [Los Verdugos siempre listos de Hitler].

Goldhagen expone un terrorífico y trágicamente familiar detalle de las atrocidades del Batallón 101 contra los judíos, con abundantes documentos y fotografías como prueba.

El Batallón 101 se dividió en tres empresas que a su vez se dividieron en tres pelotones cada uno de los cuales se dividen en grupos de unos 10 hombres. La Unidad 101 de Sharon fue organizada de manera similar.

En The Palestine Disaster  [La catástrofe de Palestina] Mohamed Nimr Al-Khatib, citando a un notable de Haifa y sobreviviente de la masacre de Tantura del 22-23 de Mayo de 1948, escribe: "En la noche del 22-23 de mayo, los judíos atacaron desde tres lados y bajaron de barcos desde el mar. Hemos resistido en las calles y casas y en la mañana los cadáveres estaban en todas partes. No voy a olvidar nunca ese día. Los judíos reunieron a las mujeres y los niños en el lugar donde [luego] depositaron los cuerpos de manera que quedaran junto a sus maridos, padres y hermanos muertos... Ellos reunieron a los hombres en un segundo lugar y llevándolos por grupos los fusilaron. Un oficial seleccionó a 40 hombres y los llevó a la plaza del pueblo. Fueron llevados a parte en grupos de cuatro. Dispararon a uno y ordenaron a los otros tres arrojar el cuerpo en un gran hoyo. Luego dispararon al segundo y los otros dos llevaron su cuerpo a la fosa, y así sucesivamente. "

Polonia 1943 - Palestina 1967

El periódico Maariv del 4 de febrero de 2001 publicó un informe que citaba a Eli Shimoni, un oficial israelí de la brigada Alexandroni, la fuerza responsable de la masacre de Tantura. Según Shimoni "los prisioneros fueron llevados, en grupos, a una distancia de 200 metros, y allí fueron fusilados...Unos soldados vinieron a decirle al comandante en jefe  "mi primo fue asesinado en la guerra". Al oír eso, el comandante ordenó a las tropas apartar a un grupo de cinco a siete personas y ejecutarlas. Luego vino un soldado y dijo que su hermano murió en una de las batallas. Cuando escuchó  que era un hermano, el castigo fue mayor. El comandante ordenó a las tropas apartar a un grupo más numeroso para ser fusilados, y así sucesivamente."

Es interesante comparar esto con el relato de Goldhagen de una masacre nazi de judíos, en el que cita a un soldado alemán: "Estos judíos fueron traídos al bosque por instrucción del Sargento Steinmatz. Ordenó a los judíos que se sienten uno junto a otro en fila sobre el piso, antes de dispararles. Desde el campo, uno del Primer Pelotón llevó a un grupo de unos 50 a 60 judíos con picas y palas a una zona arbolada a más de 1000 metros donde la ejecución se llevaría a cabo. "

"Los alemanes", continúa Goldhagen, " obligaron a los judíos a excavar un gran hoyo para la ejecución... a pesar del intenso calor del día a los judíos no se les permitió la alimentación o el agua."

Cuando la columna se acercaba al sitio de la ejecución los alemanes separaron a los hombres y las mujeres, destinándolos a distintos lugares, a unos 50 metros del hoyo de la matanza... Los alemanes arrebataron a sus víctimas todos los objetos de valor que poseían... [Un testigo recordó] vívidamente la imagen de estos judíos, la mayoría de los cuales se hallaban con el torso desnudo, expuestos durante horas bajo el sol y severamente quemados. Porque, después de quitarse la ropa, los judíos tuvieron que echarse en un zona apartada y no se les permitió moverse. Cuando los preparativos de la matanza estuvieron finalmente listos, los hombres del Segundo Pelotón formaron una "corrida de baquetas" [3] por el escenario de la matanza. Los sucesivos grupos de 15 a 20 judíos fueron obligados a correr por los alrededores del pozo, soportando a su paso a los alemanes gritándoles y golpeándolos con culatas de fusil."

Los alemanes sabían lo que se esperaba de ellos. Según uno, él recuerda "con especial horror que durante la ejecución, un gran número de judíos a quienes los disparos no alcanzaron a matar, sin embargo, como si eso no fuera suficiente miseria, fueron cubiertos por los cuerpos de las víctimas que siguieron".

En 1948 los israelíes también sabían lo que se esperaba de ellos. Aterrorizaron a los agricultores locales conduciendo jeeps a través de sus campos y disparando contra ellos. Normalmente, varios jeeps con ametralladoras montadas delante y detrás, sorprendían a desprevenidos habitantes disparándoles en el acto.

Uri Avnery, ahora un activista de la paz, fue una vez un miembro de la organización terrorista Irgun, alistado en la unidad comando del batallón Giv'ati conocido como "zorros de Sansón". El batallón llevó a cabo redadas en jeep causando numerosas víctimas civiles. En Apartheid Israel [4], Uri Davis escribe: "El comisario político del batallón, Abba Kobner, retomó la retórica nazi en los partes de batalla, como en ese fechado el 12 de julio de 1948, titulado Aju al-Yahud [los judíos han llegado], en el que dice: Nosotros rompimos el espíritu del enemigo y alquilamos sus cuerpos abiertos ... Confiamos en que el estiércol de los cadáveres pondrá nuestros campos en flor ... "

El propio nombre de la unidad, zorros de Sansón, fue en honor al comandante del Germany's Africa Korps [Cuerpo Africano de Alemania], Erwin Rommel, apodado zorro del desierto, subrayando además las similitudes entre Israel y las prácticas nazis, incluso en esta etapa temprana de la guerra.

Ambos, fuerzas nazis e israelíes, persiguieron civiles, los rodearon, fusilaron a quienes mostraron algún signo de resistencia, los reunieron en bosques o espacios abiertos, los llevaron en pequeños grupos para matarlos y les ordenaron cavar sus tumbas. Ambos tiraron sus cuerpos en fosas y sintieron placer en humillar a sus víctimas.

Los israelíes repiten interminablemente que luchan por "su propia existencia". Del mismo modo, Goldhagen cita a un oficial alemán de un escuadrón asesino escribiendo a su esposa en septiembre de 1942, "estamos luchando hoy esta guerra contra los judíos para la existencia misma de nuestro Volk [pueblo]".

El mismo oficial escribe que "ellos [los soldados alemanes] están haciendo lo que el enemigo haría [a nosotros]". Se trata de una justificación aparente y frívola de las atrocidades, que sin duda resuena en Israel, donde la aceptación tácita entre los oficiales del asesinato de civiles, la expulsión, destrucción de aldeas y los bienes, sin órdenes escritas, está muy extendida. Goldhagen menciona en varias ocasiones que los alemanes "entienden" lo que hacen. Ellos no necesitan incriminatorias órdenes escritas.

Los historiadores israelíes, incluidos Pappe, Morris y Benvenisti, todos registran que Ben Gurion nunca emitió tales órdenes por escrito. Lo que se les pide, es entendido por los oficiales y soldados por igual y llevan a cabo sus órdenes no escritas de manera eficiente. Ninguno fue castigado cuando sus crímenes se hicieron públicos. De hecho, muchos fueron ascendidos. Alcanzó un pequeño gesto de la mano de Ben Gurion para que Izhak Rabin "entendiera" que los habitantes de Lydda debían ser expulsados.

Sesenta a 70 mil hombres, mujeres y niños caminaron hacia el Este bajo el calor de julio. Durante la forzada marcha, esta aterrorizada masa humana fue repetidamente ametrallada por soldados israelíes. Como caminaban sin descanso, ancianos y niños caían en el camino.

Las caminatas mortales fueron otra de las  prácticas que Israel adoptó de los nazis. También el Reich forzó a sus víctimas a trabajar en los campos. Los registros de la Cruz Roja (CICR) de Palestina, accesibles en la actualidad después de 50 años, describen varios campamentos establecidos por Israel en 1948 en los que fornidos aldeanos -no combatientes- palestinos se vieron forzados a trabajar en socorro al esfuerzo guerrero israelí y a la lucha por la economía israelí. La Cruz Roja visitó regularmente los campos.

Algunos sostienen que la brutalidad es la misma en todo el mundo y que los crímenes de guerra se producen en todas las guerras, que es precisamente por lo que el Estatuto de Roma de 1998, y la Corte Penal Internacional derivada de él, han sido respaldados por tantos estados, aunque no, elocuentemente, por los EE.UU. e Israel.

Es trágico que el llamado sionista de Nunca Más, o en brera (sin alternativa), llegó finalmente, a ser utilizado no contra los culpables, sino para justificar el asesinato de palestinos, una desprevenida población civil en una tierra lejana.

"Fue una tragedia suprema ", escribe Arnold Toynbee, "la lección que aprendieron [los judíos] de su encuentro con los nazis alemanes no-judíos, no fue evitar, sino imitar algunos de los  actos malvados que los nazis habían cometido contra los judíos".


Polonia 1943 - Palestina 2008


* El autor es presidente de la Sociedad de la Tierra Palestina, Londres.

N. del T.:
[1] Zonas Desmilitarizadas: Las establecidas por los Acuerdos de Armisticio firmados entre Israel y Egipto (24/feb/1949) y entre Israel y Siria (20/jul/1949).
[2] Calistenia: Ejercicios para el desarrollo de agilidad y fuerza física.
[3] Carrera de Baquetas: Antiguo castigo (militar) que consistía en hacer correr al acusado, con la espalda desnuda, por entre dos filas de soldados, que lo azotaban con el portafusil, si era de infantería, o con las correas de grupa, si era de caballería.
[4] Apartheid: (Voz afrikáans): Segregación (separación) racial, especialmente la establecida en Sudáfrica por la minoría blanca.

 
 
 
Fuente:Palestine Land Society / 2006 / http://www.plands.org/articles/018.html
Traductor:Beatriz Esseddin / 2008
 
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina