Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
 
 
 
   
REPORTES
 
Entre asedio y bombardeos, aumenta el sufrimiento de los refugiados palestinos en Siria
Quds Press / 31-ago-2013

 

El Grupo de Trabajo para los Palestinos en Siria, ha señalado que el asedio impuesto sobre el campamento de refugiados de Yarmuk, en Damasco, aún continúa.

El Grupo subrayó que los habitantes del campamento están recurriendo a medios primitivos para sobrevivir, dadas las interrupciones de energía eléctrica, que continúan por cuarto mes consecutivo, y la falta de gas para cocinar, y todos los demás tipos de combustible.

En un informe sobre la situación de los refugiados palestinos en Siria, difundido el 27 de agosto, el Grupo refirió que “varios proyectiles de artillería cayeron en varias zonas del campamento de refugiados de Yarmuk, sin provocar víctimas”. Y que esto coincidió con el estallido de enfrentamientos entre grupos del Ejército Sirio Libre y el Ejército Nacinal Sirio, producidos en varias zonas y en los cuales han usado armas livianas.

El informe dice también que se difundió el estado de pánico y espanto entre los habitantes del campamento de Khan Dannun (al sur de Damasco), a consecuencia del arresto de tres personas, por parte de las fuerzas regulares, en el puesto de control establecido recientemente a la entrada del campamento. Dos de los arrestados provenían de Khan Dannun mientras que el tercero era un refugiado del campamento de Yarmuk.

En el campamento de refugiados de Jaramana (al sudoeste de Damasco) el terror ha destrozado a los habitantes a consecuencia de las fuertes explosiones que hicieron temblar varias zonas del campamento. Posteriormente se comprobó que las explosiones provenían de la calle cercana que lleva al aeropuerto.

El ejército regular continúa bloqueando los ingresos al campamento de Khan Al-Shaikh (al sudeste de Damasco) por sexto día consecutivo, por lo cual escasean los alimentos y han subido los precios. Se vive allí en estado vigilante y de aparente calma, pues las potentes explosiones causadas por el bombardeo de las zonas circundantes, sacuden todo el campamento.

En el campamento de Daraa (90 km al sur de Damasco), los habitantes sufren todavía a causa de los francotiradores apostados sobre los techos que se asoman sobre calles y vehículos del campamento disparando “contra todo lo que se mueve” y matando algunos habitantes del campamento. En cuanto a las condiciones humanitarias, la población sufre a causa de la gran carencia de alimentos y medicamentos, además de las continuas interrupciones, por largos períodos, de la corriente eléctrica y las redes de comunicación.

En Alepo, si bien han retornado 50 familias al campamento de Handarat, ellas sufren la falta de productos de primera necesidad y servicios básicos como la energía eléctrica, el agua y las comunicaciones. Mientras que los habitantes del campamento que han encontrado refugio en alojamientos universitarios en la ciudad de Alepo, sufren el deterioro de sus condiciones de vida y lamentan el desinterés de las facciones palestinas por su situación.

En otro contexto, el informe revela que algunos reclutas y oficiales de la brigada Hittin, perteneciente al Ejército de Liberación de Palestina, anunciaron su deserción del mismo y su adhesión al Ejército Sirio Libre. Los desertores formaron el batallón Comando del Ejército Palestino Libre, en respuesta a los bombardeos contra campamentos palestinos y a la masacre con armas químicas, en la región de Al-Ghuta Este (zona agrícola en los alrededores de Damasco).

En Líbano, una delegación del grupo de palestinos en Siria se reunió con la abogada Carol Mansur, coordinadora de la UNRWA para la asistencia legal. La delegación le entregó un documento con una solicitud de los refugiados palestinos de Siria, refugiados en Líbano, dirigida al director general de la UNRWA.

Durante la reunión se discutió la situación de 400 familias que residen desde hace un año en el campamento e refugiados de Nahr el-Bared, en Líbano, a los cuales las autoridades libanesas les han dado tiempo hasta el 31 de agosto para regularizar sus documentos de permanencia. Mansur prometió entrar urgentemente en contacto con autoridades libanesas de seguridad, para resolver el problema. Además garantizó llamar a que intervengan los países donantes para sostener a las familias en cuestión y a todos los refugiados palestinos en Líbano, subrayando que ningún palestino-sirio será deportado a causa de los documentos de permanencia.

Se discutió también sobre la prohibición de ingreso impuesta por autoridades libanesas a los refugiados palestinos huidos de Siria. La coordinadora de la UNRWA aseguró que cualquier palestino sometido a un peligro, documentado, sea de Siria o Líbano, puede contactarla, y ella misma verificará su situación de peligro, para presentar su situación ante el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (UNCHR), que después de verificar el caso, procederá, si lo considera necesario, a garantizar su protección.

 
 
 

Fuente: Quds Press / 27-ago-2013

Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina