Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
 
 
 
 
REPORTES
 
Israel tortura a un prisionero palestino hasta matarlo
24-feb-2013

 

Diversas organizaciones para la defensa de los derechos de los prisioneros palestinos y el ministerio de asuntos de los prisioneros, expresaron su profunda ira y tristeza cuando Israel mató, el sábado, a un detenido palestino. Arafat Shahin Jaradat, de 30 años, fue asesinado por el servicio de inteligencia israelí mientras estaba siendo sometido a extrema tortura en la prisión de Megiddo. Jaradat ha muerto debido a una violenta golpiza y a la ilegal e inhumana práctica israelí de la tortura.

Jaradat fue secuestrado por el ejército israelí de su hogar en el pueblo de Sair, al norte de Hebron, el 18 de febrero 2013. Luego fue transferido a un centro israelí de interrogatorio e interrogado por la inteligencia lo cual derivó en su muerte, el sábado 23 de febrero.

Jaradat sufrió varias complicaciones de salud desde que fue secuestrado. Sin embargo, fue desatendido por Israel y no fue llevado a un hospital hasta que murió.

Agentes israelíes torturaron a Atafat Jaradat hasta la muerte, dijeron su abogado y el ministerio de asuntos de los prisioneros.

Kamil Sabbag, abogado del ministerio, que representó al detenido Jaradat durante una audiencia ante un tribunal militar realizada en el centro de interrogación y detención de Al-Jalama, el jueves 21 de febrero, afirmó que Jaradat se quejó de fuerte dolor a causa del continuo y extenso interrogatorio.

“Cuando entré a la sala del tribunal vi a Jaradat sentado en una silla de madera frente al juez. Su espalda estaba encorvada y se veía enfermo y frágil.

“Cuando me senté a su lado me dijo que tenía fuertes dolores de espalda y otras partes del cuerpo porque había sido golpeado y colgado por muchas horas mientras estaba siendo interrogado.

“Cuando Jaradat escuchó que el juez posponía su audiencia parecía extremadamente asustado y me preguntó si pasaría el tiempo restante en la celda”.

Sabbag dijo en una declaración que el estado psíquico de Jaradat era muy grave y que informó al juez que su defendido estaba siendo torturado. El juez ordenó que Jaradat debía ser examinado por el médico de la prisión pero “esto no ocurrió”, agregó el abogado.

El ministerio de asuntos de los prisioneros dijo que los interrogadores israelíes aplicaron técnicas de 'colgamiento' y privación del sueño para torturar a Jaradat en el centro de Al-Jalama, un día antes de su muerte en la prisión de Megiddo.

La familia de Jaradat, cuando vió su cuerpo, dijo que había rastros de sangre en él. Y rechazó la afirmación israelí de que él murió a causa de un ataque cardíaco.

Los resultados de la autopsia demuestran que el mártir Arafat Jaradat tiene claros signos de tortura en su cuerpo, incluyendo golpes en la zona del pecho, costillas rotas, heridas en los labios y lesiones en la cara. El médico informó también que su corazón estaba sano y no había ningún coágulo de sangre, negando la afirmación del servicio penitenciario israelí de que Arafat murió por un ataque cardíaco.

El ministro de los prisioneros, Issa Qaraqe, exigió la formación de una comisión internacional para investigar la muerte de Jaradat y consideró a Israel responsable por la vida de los prisioneros palestinos en huelga de hambre que demandan el fin de su ilegal detención.

Cientos de palestinos realizaron protestas frente a la casa de Jaradat y corearon consignas contra la ocupación israelí y las contínuas violaciones y ataques israelíes y por mayor solidaridad con todos los prisioneros políticos palestinos retenidos por Israel.

También se realizaron protestas en diversas partes de los territorios ocupados.

El domingo 24 de febrero, miles de palestinos protestaron por la muerte de Jaradat por toda Cisjordania y Gaza y al menos 2 manifestantes fueron heridos con balas reales en enfrentamientos con las fuerzas israelíes, incluido un niño de 13 años. Docenas más fueron heridos con balas recubiertas de goma.

Organizaciones de derechos humanos y el ministerio palestino de prisioneros sostienen que Israel es plenamente responsable por la muerte de Jaradat lo que se suma al fracaso de las organizaciones internacionales de derechos humanos en poner fin a las prácticas israelíes.

La organización Ufree, declaró: “Es ampliamente sabido que Israel es uno de los primeros países que cometen constantes violaciones al derecho internacional. Sin embargo, este hecho no condujo a una acción o presión internacional. La tortura siguió siendo parte integrante de la política de este estado. Mientras tanto, no ha sido realizada siquiera una inspección de esas cárceles. Tampoco hubo informes que denuncien lo que Israel ha estado haciendo las últimas décadas”.

Tales prácticas israelíes y el silencio de la comunidad internacional dieron como resultado la muerte de Jaradat. Esta incluso dio a Israel una cobertura para continuar con sus crímenes contra la humanidad.

La Red Ufree, entre otras organizaciones de derechos humanos, expresó también su temor sobre las condiciones de salud de muchos prisioneros ya que Israel descuida médicamente sus necesidades básicas.

Cabe señalar que más de 207 prisioneros palestinos murieron en cárceles israelíes. Muchos de ellos fueron asesinados por medio de tortura y negligencia médica. En este momento hay prisioneros que sostienen huelgas de hambre para desafiar las inhumanas prácticas israelíes tales como encarcelarlos sin fundamento. A muchos de ellos no se les da ninguna atención adecuada como forma de presión para detener su protesta.

 

 

 
Fuentes: Maan News/ PNN/ Addameer/ IMEMC
 
 
 
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina