Enlaces   Contacto    
Portada Refugiados Ocupación Prisioneros

Artículos Reportes Entrevistas Declaraciones Documentos Galería Multimedia

Sitio de la Estrella
La Web
 
 
 
 
 
 
 
 
REPORTES
 
Prisionera palestina liberada habla de la tortura en las prisiones israelíes
22-nov-2013
 

Una prisionera palestina recientemente liberada por Israel habló de numerosas golpizas, registros corporales y otras formas de humillación durante el tiempo que pasó en prisiones israelíes, según informó el Centro Ahrar.

La prisionera palestina Muntaha Al-Hih, de 21 años, detalló las golpizas a las que fue sometida por los guardias durante las tres semanas que pasó en prisiones israelíes, en un informe publicado por Ahrar.

También habló extensamente sobre la violencia sufrida por Rana Abu Kwik, otra prisionera palestina con la que estuvo en contacto en la prisión israelí.

Muntaha Al-Hih, de Hebron, dijo que fue torturada y golpeada de tal manera que una vez sufrió sangrado en un riñón, según un médico.

Fue detenida desde el 22 de octubre hasta el 19 de noviembre, y dijo a Ahrar: “Fui fuertemente golpeada. No me dejaron dormir y me mantuvieron atada por largo tiempo. Fui golpeada tan violentamente que me desmayé, y aún siento dolor por los golpes.”

Dijo que a continuación del arresto, fue brutalmente golpeada, puesta en confinamiento solitario, insultada y amenazada con dejarla esposada durante días.

'Los momentos más difíciles de mi vida':

Recordó el momento en que fue golpeada por un oficial y el médico de la prisión le informó que había sangrado su riñón. El médico sólo le dio analgésicos y le dijo que beba agua.

Y el momento en que un oficial la golpeó tan fuertemente en la cabeza que perdió la conciencia. Más tarde, cuando despertó, se encontró tirada en un pasillo con soldados y oficiales que la rodeaban sosteniendo bastones. Comenzó a llorar y gritar hasta que un oficial la ató y la puso en una celda de confinamiento solitario.

No fue llevada a la prisión de Hasharon, junto a las demás prisioneras palestinas, sino que fue detenida con prisioneras criminales, por lo cual se negó a comer durante días.

“Fui dejada sola en una celda en al-Moskobiah, la mayor parte del tiempo”.

“Los soldados me trataron muy cruelmente. No pude ver a mi familia, a la que le negaron visitarme, causándome un sufrimiento psíquico, especialmente por los horribles modos del constante interrogatorio”.

No se le permitió salir al patio de la prisión, fue mantenida sola en una celda hasta que fue liberada bajo una fianza de 5000 shekels [1400 dólares], el 19-11-2013.

Dijo que fueron los momentos más difíciles de su vida. Y expresó su esperanza de que su voz, y su sufrimiento llegue a todas las organizaciones internacionales de derechos humanos para hacer a Israel responsable por sus crímenes contra los prisioneros.

La tortura de Rana Abu Kwik:

También habló de las golpizas a las que fue sometida la prisionera palestina Rana Abu Kwik, de Ramallah, que fue detenida por fuerzas israelíes el 27 de octubre. Se encuentra actualmente en cautiverio en el centro de detención de Ashqalan.

Dijo que vio a Abu Kwik cuando era llevada a una audiencia en el tribunal, que coincidió con la liberación de al-Hih.

Rana fue sometida a numerosas golpizas y registros corporales, que narró en detalle a al-Hih.

Una fuente del Movimiento de los Prisioneros en Prisiones de la Ocupación, dijo anteriormente a Ahrar que una de sus miembros había estado en contacto con Rana después de oír sus sollozos en una celda adyacente. Según la fuente Rana le contó que había sido sometida a intensas golpizas que la dejaron con gran dolor.

Abu Kwik fue golpeada en el estómago por guardias de la prisión con un detector de metales que usaron para registrarla.

“Cuando Rana entró a la habitación, los soldados obligaron a todos los demás prisioneros a salir. Cuatro mujeres soldados entraron a la habitación y comenzaron a quitarle la ropa bajo la ducha y a registrarla”.

“Cuando terminaron de registrarla, tiraron su ropa en un rincón de la habitación y la obligaron a salir sin ropa. La puerta estaba abierta y varios soldados estaban parados frente a la puerta”.

“Se negó a salir sin ropas y comenzó a gritar en señal de protesta”.

“Comenzaron a golpearla en el estómago con el detector de metales. Fue sometida a otro registro corporal durante el cual fue atada a un poste y pusieron perros cerca de ella”.

Al-Hih también explicó cómo los guardias de la prisión obtuvieron falsas confesiones de Abu Kwik a través de un espía que enviaron a su celda para hablar con ella “mintiéndole y diciéndole que él conocía a todos sus conocidos”.

“Le decía que ciertos conocidos de ella le enviaban sus saludos y que podía escribir en un papel lo que quisiera para ellos (que él se lo llevaría)”.

“Su moral estaba muy baja durante los primeros días del arresto. Más tarde un oficial se acercó diciéndole que tenían una confesión escrita por ella”.

Había hasta octubre 2013, 5200 palestinos en cautiverio en cárceles israelíes, según el ministerio de asuntos de los prisioneros de la Autoridad Palestina. Más otros 1280 palestinos que están en prisiones israelíes por entrar a Israel sin permisos.

Desde 1967, más de 65000 palestinos han sido detenidos por Israel, representando el 20% del total de la población y el 40% de todos los varones de los territorios ocupados.

Según el derecho internacional, es ilegal trasladar prisioneros fuera del territorio ocupado en el cual son detenidos, además, las familias de los prisioneros palestinos enfrentan muchos obstáculos para conseguir permisos para ver a sus familiares encarcelados.

 
Fuente: Maan News
 
 
Share |
Las opiniones vertidas en este sitio, no reflejan, necesariamente, la opinión de los editores
estrellapalestina2011(arroba)gmail.com
Se permite la reproducción total o parcial de los materiales, siempre y cuando se mencione la fuente, el autor y el traductor.
©Copyright 2006 - Derechos Reservados por La Estrella Palestina